El Gobierno de Asturias comenzará en abril la segunda fase del proyecto Senda contra la soledad no deseada. La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, se ha reunido esta mañana con representantes de las corporaciones municipales de Caso y Sobrescobio, donde se está desarrollando el pilotaje del proyecto Senda  en la zona rural, y ha anunciado que en mayo también se iniciará otra experiencia piloto en un municipio urbano, con el fin de contar con dos modelos diferenciados de análisis de la soledad en Asturias.

 

Las dos experiencias piloto, tanto la rural como la urbana, tendrán una duración de un mes y, una vez extraídas las conclusiones de los dos análisis, se extrapolarán a otros concejos.

 

Senda es una iniciativa de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar para dar una respuesta adaptada a las necesidades de las personas mayores y combatir y predecir alertas derivadas de la soledad no deseada. Permitirá a los profesionales aplicar medidas y asignar recursos específicos adaptados a la realidad de cada persona mayor, dando respuesta a sus necesidades físicas, psicológicas, sanitarias y familiares.

 

En su visita a Caso, la consejera, acompañada de la directora general de Servicios Sociales y Mayores, Trinidad Suárez, y la directora general de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social, Jimena Pascual, ha explicado que “la lucha contra la soledad no deseada de las personas mayores es una de las prioridades de esta consejería, así como garantizar todos sus derechos, dar respuesta a sus necesidades socio-sanitarias, mejorar su calidad de vida promoviendo la participación social, el acceso a la cultura el ocio, el turismo y apostar por nuevas formas de convivencia”.

Melania Álvarez ha agradecido a los concejos de Sobrescobio y Caso el interés mostrado por dar respuesta a las necesidades de las personas mayores y ha destacado la  “sensibilidad de los equipos territoriales, que se han volcado en la puesta en marcha del proyecto”.