El Gobierno de Asturias ha impulsado nuevas medidas de control y prevención del contagio de COVID-19, entre ellas, la suspensión de la actividad en todos los centros sociales durante catorce días, tanto de los de titularidad autonómica como municipal, para proteger a los usuarios. Los trabajadores de estas instalaciones sí mantendrán su actividad laboral.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, en coordinación con la Consejería de Salud, ha informado a todos los centros del cese de la actividad, que se hará efectivo mañana. “Tomamos esta medida teniendo en cuenta la evolución de la situación y la vulnerabilidad de las personas que hacen uso de estos centros”, ha explicado la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, que ha añadido que esta medida podría tener que “ajustarse” en función del impacto de la enfermedad.

Asturias cuenta con 36 centros sociales para personas mayores de titularidad pública y del ERA: CS  de Vegadeo, CS de Luarca, CS  Jardín de Cantos, CS  La Luz, CS Covadonga, CS Pumarín, CS de Grado, CS de Lugones, CS de Moreda, CS de Pola de Lena, CS de Turón, CS de Cangas del Narcea, CS de Cudillero, CS de Luanco, CS de Nava, CS El Arbeyal, CS El Llano, CS Gijón Centro, CS de Cabrales,  CS de La Felguera, CS de Sama, CS de Lada, CS de Caborana, CS de Barros, CS de Ciaño, CS de Pola de Laviana, CS de Mieres, CS de Figueras, CS de Tapia de Casariego, CS de Puerto de Vega, CS de Ribadesella, CS Santa Teresa, CS La Tenderina, CS Valentín Palacio, CS Clara Ferrer y CS de Riaño. A estos hay que sumar  los de titularidad municipal. 

Medias complementarias

Junto con esta medida, adoptada en cumplimiento de los consejos de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Sanidad, también  se aplicarán otras recomendaciones en los centros de atención diurna a personas dependientes o con discapacidad, de apoyo a la integración y de atención residencial para personas con discapacidad: colocación de puntos de higiene estratégicos, extremar la limpieza de espacios y uso de material desechable en el manejo de residuos.

Los trabajadores de estos centros con sintomatología respiratoria deberán consultar a los servicios sanitarios de prevención para realizar una valoración individualizada sobre la pertinencia de la continuidad de sus actividades laborales. Se recomienda a los usuarios que presenten alguna sintomatología no acudir a estas instalaciones hasta su remisión. 

Los residentes con síntomas deberán restringir al máximo el tránsito por las zonas comunes y en el caso de que tengan que recorrerlas, habrán de usar una mascarilla quirúrgica. De igual modo, se recomienda que todo residente con sintomatología que vaya a ser atendido por un trabajador lleve también una mascarilla, así como suspender temporalmente todo tipo de actividad programada comunitaria en los centros.

Evitar contagios

La consejería de Derechos Sociales y Bienestar también ha enviado recomendaciones específicas de refuerzo de las medidas de higiene a los centros municipales de servicios sociales y al servicio de atención de ayuda a domicilio. Respecto al equipo de profesionales del programa Rompiendo Distancias, se recomienda suspender el préstamo de libros, la realización de talleres que conlleven la concentración de personas vulnerables y todas las actividades de voluntariado. La atención en los Centros Rurales de Apoyo Diurno se regirá por las recomendaciones para centros sociosanitarios.