En España 1 de cada 7 adultos padecen Enfermedad Renal Crónica (ERC), afectando en mayor medida a varones de edad avanzada o con alguna patología cardiovascular[i]. De seguir su ritmo actual de crecimiento se convertirá en la segunda causa de muerte en nuestro país en pocos añosi.

Aprovechando que hoy, 12 de marzo, se celebra el Día Mundial del Riñón, los expertos insisten en que la incidencia de esta enfermedad sigue creciendo debido a causas como el envejecimiento de la población, pero también a otros importantes factores de riesgo como la diabetes (responsable de más del 24% de los nuevos casos de ERC), las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la hipertensión arterial, el sedentarismo o el tabaquismo. 

UNO DE CADA DOS PACIENTES CON ERC SUFRE DESNUTRICIÓN ASOCIADA A SU PATOLOGÍA

Un reciente estudio liderado por el Grupo de Trabajo de Nutrición de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) ha puesto sobre la mesa las elevadas cifras de desnutrición que afectan a los pacientes con ERC en diálisis. En concreto, casi la mitad de la muestra estudiada padecía desnutrición, hecho que supone un riesgo para la calidad de vida de estos pacientes. Además, el estudio destaca que en este grupo de pacientes solo un 18,54% recibe suplementación nutricional oral[ii].  

El síndrome de desgaste proteico energético (DPE) es muy frecuente en este paciente, afectando en gran medida a su calidad de vida y acortando la supervivencia a corto plazo. El DPE se define como un estado patológico en el que hay un descenso o desgaste continuado tanto de los depósitos proteicos como de las reservas energéticas, incluyendo la pérdida acelerada de proteína (grasa) y energía (músculo)[iii]

“El estudio EMID, llevado a cabo en alrededor de 2.874 pacientes, resalta la necesidad de prestar atención al área de nutrición en el enfermo renal y a la necesidad de monitorizar el estado de nutrición en estos pacientes y, especialmente, a aquellos en terapia renal sustitutiva con diálisis”, explica la Dra. Guillermina Barril, jefa de Servicio de Nefrología en el Hospital Universitario de La Princesa y coordinadora del estudio.

FOCO EN EL ABORDAJE NUTRICIONAL DEL PACIENTE CON ERC DESNUTRIDO

En pacientes de ERC hospitalizados, un estado nutricional deficiente retrasa la recuperación, prolonga la estancia hospitalaria, incrementa la tasa de infecciones y de reingresos y aumenta la dependencia al alta. Por ello, las recomendaciones de las guías de prevención y manejo de la desnutrición hospitalaria pueden ser muy útiles en los pacientes con ERC hospitalizados, puesto que incluyen el uso de suplementos nutricionales para mejorar su estado nutricionalii.

 “En todas las unidades de diálisis sería importante realizar una monitorización del estado de nutrición del paciente desde el inicio de la diálisis y posteriormente de forma programada. Las guías de nutrición en ERC recomiendan hacer un cribaje inicial y, si aparecen signos de desnutrición, realizar una valoración completa del estado nutricional para prevenir y diagnosticar de manera precoz. Es importante adoptar los esquemas de diálisis adecuados junto con la intervención nutricional. De esta manera, perseguimos el objetivo de mejorar la morbimortalidad de los pacientes renales, la cual está muy influenciada por el estado de nutrición”, asegura laDra. Barril.