Ante la crisis del coronavirus, y dada la importancia de mantener la capacidad de respuesta del sistema sanitario en todo el territorio nacional, la Federación Española de Ortesistas y Protesistas (FEDOP) tiende su mano a las consejerías de salud autonómicas para tratar de solventar la falta de camas en hospitales. Con el objetivo de paliar este riesgo sanitario y su propagación la Federación ha enviado a todas las comunidades autónomas un comunicado en el que se pone a disposición de la sanidad pública y privada:

“Los establecimientos sanitarios de ortopedia autorizados, con sus profesionales sanitarios técnicos ortopédicos, siguen a disposición del Sistema Nacional de Salud (servicios de salud de las comunidades autónomas, mutuas de funcionarios, mutuas de trabajo…) en especial dispuestos para realizar de la manera más rápida y eficiente la atención a pacientes encamados en hospitales que requieran una prestación ortoprotésica, que les haya sido prescrita en razón de su dolencia, aplicando protocolos de seguridad en el trato con pacientes.

Dicha actuación permite liberar camas necesarias ante la epidemia de Covid-19, optimizando así recursos escasos y ahorrando costes superfluos, confiando en las autoridades sanitarias para que faciliten esta labor asistencial”.

 La Federación Española de Ortesistas y Protesistas y todas las asociaciones autonómicas de ortopedia* recomiendan, a los profesionales del sector que tengan que acudir a hospitales, reforzar las precauciones generales dictadas por las autoridades sanitarias. En el ejercicio de su profesión, los técnicos ortoprotésicos están muy expuestos a aerosoles por la corta distancia que mantienen con el paciente, por ejemplo, cuando toman medidas para una prótesis o realizan pruebas.