La Consejería de Salud coordinará con la Unidad Militar de Emergencias (UME) acciones para contener la trasmisión del nuevo coronavirus. Hasta Asturias han llegado hoy 45 efectivos del batallón V de esta unidad, con base en León, después de que el Principado solicitase su ayuda al Ministerio de Sanidad. 

Las autoridades sanitarias indicarán a los miembros de la UME los lugares públicos en los que resulte necesaria la limpieza especial de zonas consideradas “sensibles”, como entornos hospitalarios, estaciones de autobuses y trenes.

Además, la UME colaborará facilitando la movilidad de las personas para evitar aglomeraciones en ámbitos sanitarios y áreas de abastecimiento como mercados de abasto, entre otras. No obstante, las medidas instauradas este fin de semana están teniendo un efecto positivo en este sentido. 

Por otra parte, las autoridades sanitarias están diseñando la posible participación de parte del personal de la unidad militar para dar apoyo en espacios específicos de triaje, con el fin de garantizar la atención a personas con sospecha de infección por COVID-19.

Recomendaciones

La Consejería de Salud insta a todas las personas que hayan estado en zonas de riesgo, especialmente en Madrid, a que cumplan estrictamente el aislamiento domiciliario para evitar la transmisión del virus. 

Asimismo, la ciudadanía debe cumplir las medidas establecidas en el estado de alarma que suponen el confinamiento en sus casas. Solo se permite salir del domicilio para ir a trabajar, comprar alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad. En este caso, los desplazamientos se podrán realizar de forma individual, salvo las personas con necesidad de ayuda, que pueden ir acompañadas.

El Gobierno de Asturias recomienda que se evite acudir a los centros sanitarios y a los servicios de Urgencias si no es totalmente imprescindible. Ante síntomas de fiebre, tos o falta de aire es preciso llamar a los teléfonos 984 100 400900 878 232 o 112 (marcando el 1), para recibir las indicaciones precisas. En caso de afectación leve, los pacientes deberán permanecer aislados en sus domicilios y con seguimiento telefónico por parte de su centro de salud.

Las autoridades sanitarias recuerdan que para prevenir la transmisión del virus se aconseja el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, así como utilizar la flexura del codo o pañuelos de papel desechables de un solo uso para toser o estornudar.

La ciudadanía dispone de información sobre el nuevo virus en la página web astursalud.es y en las redes sociales de las administraciones sanitarias.