La industria española de las residencias para mayores también se pone a disposición del Gobierno para hacer frente al Covid-19. Desde que el presidente, Pedro Sánchez, anunciase el pasado domingo la intervención de los centros geriátricos de titularidad privada, Sanidad ha absorbido más de 54.800 plazas, según las primeras estimaciones de los grandes grupos: DomusVi, Sanitas Residencial, Orpea, Ballesol o Amavir.

Uno de los principales gestores residenciales privados es DomusVi. En España, su filial dispone de 25.000 plazas asistenciales y cuenta con alrededor de 22.000 empleados, según comentan fuentes de la empresa a PlantaDoce. Con presencia en todas las comunidades autónomas, la compañía francesa concentra su mayor oferta en Galicia, con más de quince residencias; Comunidad Valenciana, con quince, y Andalucía, con trece centros.

Asimismo, DomusVi cerró el ejercicio 2018 con una facturación de 543 millones de euros en el mercado nacional, una cifra que antes del estallido de la crisis del Covid-19 esperaba incrementar hasta 615,5 millones de euros.

Sanidad ha tomado el control tomó el pasado domingo el control del funcionamiento de las residencias privadas en España por la crisis del Covid-19

Por su parte, el gigante francés Orpea ha puesto a disposición de Sanidad un total de 10.428 plazas residenciales, repartidos en sus más de 62 establecimientos en el país. La compañía, que facturó 198 millones de euros en la Península Ibérica en 2019, está presente en las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, La Rioja y Valencia.

Antes de la crisis del coronavirus, el grupo dirigido por Yves Le Masne adelantó las primeras previsiones económicas para el ejercicio 2020, en el que esperaba alcanzar 4.040 millones de euros en ventas a escala global.

Por otro lado, el grupo Ballesol dispone de 7.000 plazas en España y su red está comprendida por aproximadamente 3.000 empleados, según comentan desde la compañía a esta publicación. La empresa cuenta con residencias en Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia, Cantabria y País Vasco, entre otras zonas, y suma más de cincuenta activos.

Amavir cuenta con más de 6.000 plazas en sus más de cuarenta centros en España

La empresa alcanzó una facturación de 143 millones de euros en 2019, lo que se traduce en un 7,5% más respecto al ejercicio 2017. La evolución positiva en las ventas también se tradujo en un crecimiento del beneficio neto, que en 2018 se incrementó un 8,7%, hasta 11,3 millones de euros.

Por otro lado, Amavir ha cedido más de 6.620 plazas residenciales en sus más de cuarenta centros en toda España. La empresa, que en España facturó 148 millones de euros en 2018, dispone de 4.500 trabajadores, según la información facilitada por el grupo.

Amavir está formada por distintas sociedades, aunque su sociedad principal es Planiger, de la que dependen la mayoría de los centros. Su principal accionista es Maisons de Famille, un operador privado creado en 2003 y que controla un 85,5% del capital. El resto está en manos de Geroplan, la sociedad que gestiona la residencia El Encina de Leganés, en Madrid.

La división de mayores de Sanitas, por su parte, dispone de 47 centros para este colectivo de personas y más de 6.160 plazas residenciales. La compañía facturó 2.200 millones de euros en el ejercicio 2018.

En España viven más de ocho millones de personas con 65 o más años y existen más de 360.000 plazas en residencias para mayores, lo que significa una plaza cada 24 personas posibles solicitantes.