Gran parte de la actividad profesional en España está paralizada. Desde que el Gobierno declarase el estado de alarma el pasado 15 de marzo, únicamente las empresas de servicios básicos están abiertas para el uso de la población. Las lavanderías y tintorerías se han convertido en unos de los pocos sectores que no han echado el cierre. Siguen prestando servicio para cubrir las necesidades de los españoles y la posibilidad de utilizar sus servicios sin salir de casa alivia a muchas personas.

Uno de los aspectos más importantes del estado de alarma actual decretado en España es la necesidad de permanecer en casa y solo salir por causas justificadas. El teletrabajo, junto con tener a los más pequeños todo el día en casa, provoca que muchas familias en España tengan una sobrecarga de tareas en el hogar y muy poco tiempo para desempeñarlas o para salir a realizar algunas de las compras básicas para el hogar.

La ropa y cualquier producto de tela necesitan una buena limpieza y desinfección de manera frecuente, pero la situación actual del COVID-19 hace extremar todavía más si cabe las medidas entre todas aquellas personas que salen a la calle. No está claro cuánto tiempo puede durar el virus en el tejido, pero para prevenirlo recomiendan cambiar con frecuencia tanto la ropa de cama como la que nos ponemos para salir a la calle y lavar a más de 60º para asegurar una buena desinfección en casos excepcionales que se requiera ese tipo de lavado para combatir cualquier bacteria. El lavado en casa, para ser seguro, requiere un programa de 90 minutos, sumado a las horas para el secado, si no se dispone de secadora (aunque la penetración de las secadoras ha pasado de un 15,6% a un 16,5% en el último año, estamos aún por debajo de la media europea, en un 19%, según EuroMonitor International). Además, encontrar un sitio para tender la ropa en casa con todo el mundo en ella y sin salir resulta complicado, y si el tiempo no es favorable todavía más. A esto hay que añadir también el tiempo del planchado de las prendas, que suele ser una de las tareas que más cuesta desempeñar.

Sumado a esto, hay mucha gente que no tiene lavadora o secadora por el espacio que ocupa, por lo que la posibilidad de tener limpia y planchada la ropa (camisas, trajes, etc), las alfombras, las toallas o las sábanas a golpe de clic, facilita mucho las cosas. Por ello, los españoles están demandando más apps de tintorería y lavandería a domicilio, como Washrocks, con el objetivo de cumplir con las necesidades de higiene de su casa, de manera totalmente fiable y cómoda, ante la emergencia en la que nos encontramos.

La compañía Washrocks se encarga de recoger la ropa a domicilio en 2 horas y realizar la entrega de la ropa limpia en un plazo máximo de 24 horas. Su disponibilidad se extiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Permite al usuario el control total de su colada a través de la app, ya que puedes realizar un seguimiento de tu pedido desde la recogida hasta la entrega, y ofrecen una atención telefónica personalizada. Además, ofrecen un seguro para las prendas, por si alguna de las prendas sufriese cualquier desperfecto en el lavado o la tintorería.

A raíz del estado de alerta, Washrocks ha intensificado las medidas de sanidad entre sus clientes y trabajadores. Realiza desinfecciones diarias de su flota de furgonetas, ofrece a sus trabajadores el equipamiento necesario para estar plenamente protegidos y se pide a  sus clientes que tengan toda la ropa perfectamente preparada para que el transportista pueda recogerla rápidamente y manteniendo todas las distancias de seguridad.

“En Washrocks hemos tomado las más estrictas medidas de seguridad con nuestros trabajadores y clientes para ayudar a todas las familias españolas con la carga extra de tareas del hogar que estamos sufriendo en estas semanas”, comenta Sergio Ambrogio, CEO de Washrocks“En un mínimo de dos horas recogemos el pedido de prendas textiles, edredones, alfombras, etc. y en 24h (exceptuando alfombras) se entrega limpio en el mismo punto de recogida u otro que quiera el cliente para su plena comodidad. Es muy cómodo también para personas dependientes ya que un familiar puede gestionarle el pedido”.

Mantener una rutina se ha convertido en la mejor alternativa a los días de estar en casa que vienen por delante. Sin embargo, para todos aquellos que tengan a los niños en casa o continúen con su trabajo en remoto, las tareas del hogar pueden ser un reto. Soluciones como Washrocks ayudan a descongestionar el día a día de muchos hogares españoles que no dan abasto y dedicar ese tiempo a su familia u otras tareas que les requieran.