Ante las dificultades de cobertura de puestos de trabajos en el personal de las residencias de personas mayores en España (debido a bajas médicas, cuarentenas por el contagio del Covid-19, etcétera) y ante la posible escasez de cuidadores cualificados en el sector, la app Yocuido comunica que dispone de más de 200.000 personas registradas en disposición de trabajar
«Nuestra aplicación cuenta con muchas personas que están buscando de manera activa trabajo y es un número que se incrementa día a día», asegura Ángel Castro, Cofundador y CEO de Yocuido. De esta manera, la start-up española quiere ser una herramienta efectiva para mitigar la incidencia negativa que está teniendo la crisis del coronavirus en el sector sociosanitario. «Las residencias pueden encontrar el perfil que buscan en nuestra plataforma», señala Castro. El volumen de usuarios y empresas que están utilizando la aplicación «son la mejor garantía para poder cubrir las 50.000 ofertas de trabajo que prevemos gestionar en 2020», explica el CEO de Yocuido, y cuyas previsiones pueden aumentar debido al estado de alarma en el que se encuentra el país.
SOLUCIÓN IDEALYocuido ya es la herramienta preferida para la búsqueda de cuidadores en el sector sociosanitario. Tanto si eres una empresa que busca personal, como si eres un profesional que busca trabajo, Yocuido es la solución ideal. Se trata de la primera app en España que pone en contacto a familias y empresas con la mayor base de datos de candidatos que quieren trabajar tanto en el servicio de atención a personas mayores y niños en su domicilio o, incluso, en los centros residenciales.
La epidemia del Covid-19 está incidiendo en la actividad de las empresas del sector sanitario. Para facilitarles la búsqueda de profesionales, así como el reclutamiento de personal durante el estado de alarma, Yocuido pone a su servicio sus algoritmos con los que es capaz de seleccionar los mejores candidatos en solo unos clicks y con sus referencias validadas por sus antiguos empleadores. Todo, subraya Castro, implementándolo «en tiempo récord: reduciendo el tiempo de búsqueda de gerocultores y auxiliares de ayuda a domicilio».
De la misma manera, la crisis del coronavirus puede dificultar esta misma tarea de búsqueda a las personas cuidadoras. Así, los profesionales que busquen trabajo inmediato pueden registrarse también en Yocuido y encontrar empleos de calidad, tanto de empresas como de familias que buscan un perfil similar en el mercado. «Parece mentira pero, hasta ahora, no existía ninguna solución tecnológica que, en menos de tres horas, cubriese este tipo de necesidades», asegura Castro.
Más de 400 empresas locales y de ámbito nacional que prestan servicios de ayuda a domicilio o que gestionan centros residenciales ya forman parte de la red de empresas Yocuido. En poco menos de un año, Yocuido ha gestionado más de 15.000 ofertas de empleo con unas métricas que garantizan que, en cualquier provincia española, podemos encontrar auxiliares a domicilio y gerocultores próximos al centro de trabajo y, lo más importante, disponibles en el momento de la publicación de la oferta. 
NACE EN 2018 PARA DIGITALIZAR EL SECTOR Yocuido nace en 2018 para digitalizar un sector que emplea a más de dos millones de personas en España. Hasta ese momento, indica Castro, el reclutamiento de personal tenía un «sistema bastante rudimentario». Sin embargo, con esta aplicación, que se puede instalar en cualquier dispositivo (pc, tablet, móvil…), se puede encontrar a un candidato próximo y con todos sus datos en cuanto a la formación, su experiencia y su disponibilidad en tiempo real. 
Según el CEO de Yocuido, lo que marca la diferencia de la start-up es, en primer lugar, la confidencialidad, ya que el nombre de la empresa o familia que publica una oferta no es visible para los candidatos. También destaca por su rapidez, ya que en menos de tres horas recibes a los empleados interesados en su oferta. Además, Yocuido es una solución segura y cómoda, con un sistema de contratación online adaptado y con geolocalización de las personas demandantes de empleo.