Charo cumplió 80 años a los pocos días de empezar la cuarentena. Ese día, un vecino le tocó a la puerta y le dejó un trozo de tarta con una vela. Cumpliendo las medidas de seguridad, le habló desde la escalera, le dijo que se asomara a la ventana y todos los vecinos le cantaron el cumpleaños feliz. Emocionada, Charo agradeció el gesto, mientras se limpiaba una lágrima de la mejilla. El vídeo se ha hecho viral en las redes sociales estos días… Más