La realidad impone drásticas medidas cuando la situación se tensa en un extremo tan excepcional como el provocado por la crisis sanitaria que ha surgido a causa de la expansión del coronavirus.

Ante el previsible colapso de los servicios de urgencias y de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, los profesionales del departamento de Salud del Gobierno de Navarra han tomado la decisión de no admitir en las UCI de la Comunidad foral a ningún paciente infectado del COVID-19 mayor de 79 añosMás