El Presidente de Aragón, Javier Lambán, y el Alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, han visitado hoy el primero de los dos futuros hospitales de campaña, situado dentro de la Sala Multiusos del Auditorio, cuyo uso ha facilitado el Ayuntamiento de Zaragoza, y que podrá atender hasta 108 pacientes.

Aunque a día de hoy no se hace preciso utilizar más camas de las que dispone la red de hospitales de la comunidad para atender casos por coronavirus (está disponible el 41% de las camas de UCI y el 50% de las camas hospitalarias), Lambán ha mostrado su esperanza de “haber utilizado fondos públicos que no sirvan para nada”, ya que ha afirmado que prefiere pecar por exceso antes que de falta de previsión.

Igualmente, el presidente Lambán se ha mostrado “sumamente agradecido” a todos los ayuntamientos y en concreto, al de Zaragoza, por su disposición a colaborar cada vez que se lo pide el Gobierno de Aragón, en especial durante esta crisis. A su juicio, la unidad es “fundamental”, al igual que la coordinación y expresa su convicción de que “este virus lo vamos a derrotar antes si estamos unidos”, lo que según Lambán, es ya un signo distintivo de la sociedad aragonesa y su “talante cívico y colaborativo”.

Por su parte, el alcalde Jorge Azcón ha asegurado que no solo prestan con agrado las instalaciones del auditorio, sino también la colaboración de las brigadas y contratas municipales para el buen desarrollo de los trabajos.

Dos hospitales de campaña en marcha

El hospital del auditorio dispondrá de una superficie de 1.500 m2 dividida en dos carpas interconectadas. Estas se organizan en unidades de enfermería para 25 pacientes, con espacios individuales para cada paciente y módulos de aseos por cada unidad de enfermería. Se han previsto espacios también para zona de admisión de pacientes, para recepción y distribución de alimentos, almacenes de material sanitario y zonas de descanso de personal sanitario.

El segundo hospital, situado dentro de los pabellones 6 y 7 de la Feria de Muestras de Zaragoza, podrá atender hasta 400 pacientes.

Con una superficie de más de 5.000 m2, se organiza en cuatro pabellones cerrados de 100 camas cada uno, que a su vez se subdividen en cuatro unidades de enfermería. Dispondrá de espacios individuales para cada paciente y módulos de aseos (duchas, inodoros y lavabos) por cada unidad de enfermería. Se han previsto igualmente espacios para admisión de pacientes y el resto de espacios de servicio arriba reseñados.

Ambos hospitales dispondrán de climatización, camas hospitalarias, suelos de PVC y varios niveles de iluminación.

La puesta en funcionamiento de los mismos dependerá de la demanda de pacientes existentes, pero su uso sanitario será posible a lo largo de la semana que viene. Dada su estructura modular, se podrán abrir de forma paulatina.