“No es que no queramos, es que no podemos”. Un alto cargo autonómico resume así la situación: las comunidades más desbordadas no están trasladando pacientes a las que aún aguantan el tipo. No ha habido conversaciones oficiales entre consejerías de Sanidad ni hay una directriz clara o una mediación del Gobierno que lo propicie, según confirman varias fuentes. Cada autonomía está haciendo la guerra al coronavirus desde sus propias trincheras. Y con sus propios soldados: los trasvases de personal entre los distintos servicios de salud son una maraña burocrática en la que, de momento, ninguna comunidad quiere empantanarse… Más