Aunque el crecimiento es cada vez más lento, la caída de la curva, el momento en el que las cifras de fallecidos por coronavirus comience a bajar, no llega. España ha batido este miércoles un nuevo récord: 864 personas han perdido la vida por Covid-19 en una sola jornada para llegar a un total de 9.053 muertos registrados oficialmente, si bien la cifra real puede ser algo superior, por la notificación de los decesos.

El camino, sin embargo, sigue siendo el de la estabilización, tanto en número de muerte como de casos. Tras un pico previsible el martes ―ya este día se reflejan los datos acumulados del lunes que no se reportaron el fin de semana―, el crecimiento sigue siendo cada vez más suave. En de fallecimientos está en un 10,5% con respecto a la cifra total en una caída constante desde el 25 de marzo, cuando la subida fue de un 27%… Más