Cuatro de las residencias que registraron los primeros brotes de coronavirus en Aragón han recibido ya el “alta” por parte de Salud Pública y desaparecen del listado de centros contagiados gracias a que han cumplido ya dos periodos sin incubación; es decir, 28 días sin casos positivos. “Aunque la situación sigue siendo muy difícil y seguimos poniendo todo el esfuerzo en controlarla y atender a todos y cada uno de nuestros mayores, éste dato nos alienta y nos indica que se puede vencer al virus y que las residencias van a recuperar la normalidad tras esta pandemia que nos está golpeando con tanta dureza y crueldad”, ha afirmado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón.

María Victoria Broto ha hecho estas declaraciones y ha presentado este dato en la rueda de prensa que a diario ofrece el Gobierno de Aragón para analizar el avance de la pandemia en la Comunidad y sus consecuencias en todos los sectores. Acompañada por el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquin Santos, y el secretario general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez, han analizado la situación de las residencias de la Comunidad Autónoma, el funcionamiento de los denominados centros Covid, así como de los servicios sociales, que empiezan a detectar la crisis social que el coronavirus y la lucha contra él están dejando a su paso. “Ante esta situación –ha dicho Broto- se está demostrando la importancia del sistema público de servicios sociales, que tienen que atender a los más vulnerables y preservar una parte tan importante como son las residencias, tanto públicas como privadas, municipales, y comarcales. A todas tenemos que agradecer que hayan confiado en nosotros”.

Sobre la situación concreta de las residencias, la consejera ha mostrado la “foto fija” a día de hoy, que indica que en los centros residenciales de Aragón se han registrado 1.749 casos positivos de Covid-19, entre residentes y trabajadores. De ellos, 324 personas ya se han recuperado. En este tiempo han sido hospitalizadas 258. La cifra de personas fallecidas, desde que comenzó la pandemia, es de 518. El director gerente del IASS ha indicado que el análisis de los datos que a diario ofrece Salud Pública desde que comenzó la crisis sanitaria permite atisbar “un optimismo moderado, manteniendo, todavía, muchísimas cautelas. Nadie puede decir que esto se ha acabado”.

83 altas en los centros intermedios

Mientras, en los centros intermedios –ha detallado José Antonio Jiménez- se están recuperando 206 personas y en ellos se han podido dar ya 83 altas, a las que sumarán las de hoy. Sólo en el centro de Alfambra (Teruel) hay ocho previstas para esta jornada, tres de las cuales regresarán a la residencia de Valderrobres, que tras los problemas iniciales está recuperando la normalidad.

En este sentido, tanto la consejera como el secretario general técnico han recordado que el Departamento ha intervenido hasta el momento ocho residencias para garantizar la mejor atención a las personas que viven en ellas y ayudar en la gestión en un momento complicado. A Épila (Zaragoza), el Asilo de San José (Teruel), Los Olivos (Huesca), Illueca y Vera (a través de las respectivas comarcas), Mallén (intervenida por Ciudadanía con apoyo de la comarca Campo de Borja), se han sumado esta semana La Merced (Casa Amparo de Huesca) y el Portillo (Zaragoza). “En los centros donde intervenimos hace unas semanas se ha conseguido contener la propagación de la epidemia y normalizar el servicio que se presta a los mayores”, ha indicado el secretario general técnico del Departamento.

Entre otros datos, la consejera ha recordado, además, que el IASS ha realizado 410 contrataciones en las últimas semanas (solo en las residencias públicas). Sobre el envío de material, Broto ha indicado que semanalmente se hace llegar a los centros 207.000 pares de guantes, 9.200 pantallas protectoras, 31.000 mascarillas FPP2; 77.000 mascarillas quirúrgicas, y 2.500 batas. Además, se ha llevado a cabo la desinfección de 90 residencias con la UME y la colaboración de Reale Seguros.

Pendientes del Ingreso Mínimo Vital

Además del trabajo intenso en las residencias de la Comunidad, el Departamento de Ciudadania y el IASS empiezan a preparar ya la atención a la emergencia social que la lucha contra el Covid-19 empieza a evidenciar. “Hemos tenido ya una videoconferencia con el ministro, esta es una preocupación del Gobierno central para dar respuesta a las personas con dificultad y combatir la desigualdad. Será una prestación de la Seguridad Social y en mayo conoceremos mejor cómo se va arbitrar y su complementariedad con el Ingreso Aragonés de Inserción (iAI”, ha indicado Broto.

Sobre este asunto, el director gerente del IASS ha advertido que entre marzo y abril se está duplicando la petición de ayudas de urgente necesidad, que han pasado de unas 405 a más de 800 al mes. Se trata de prestaciones económicas de carácter coyuntural para atender situaciones urgentes de necesidad social, muchas veces para poder comprar alimentos. Este dato hace referencia a todo Aragón, sin contar con el Ayuntamiento de Zaragoza, donde se constata la misma tendencia: entre el 16 de marzo y el 2 de abril esas ayudas han crecido un 113%, pasando de 1.280 a 2.737.

Joaquin Santos ha recordado también que esta semana se ha remitido una instrucción a los centros de servicios sociales para facilitar la gestión del Ingreso Aragonés de Inserción y las Ayudas de Integración Familiar. “En este momento, el conjunto de los servicios sociales tenemos la obligación de paliar los efectos que esta pandemia y la crisis que le acompaña está provocando en la población”, ha subrayado.

40 niños tutelados dará mañana su primer paseo

El director gerente del IASS ha recordado que la vida continúa en todos los centros sociales y que mañana los 40 niños menores de 14 años que viven en estos momentos bajo la tutela del Gobierno de Aragón darán su primer paseo, al igual que todos los niños del país. En esto momentos, hay un centenar de pequeños bajo la tutela de la DGA, pero 60 de ellos están acogidos en familias.