De cara a la reapertura del sector turístico, una vez que comience el proceso de desescalada del confinamiento, se ha plantado la necesidad de contar con una guía homogénea para toda España, la cual brinde herramientas para garantizar la seguridad sanitaria de los turistas que visitan el país,pero también de la población local y los trabajadores.

No se trata de una certificación, sino de un protocolo “para abrir de forma segura cuando la evolución de la pandemia este controlada”, explicó Oliver, recordando que el objetivo es “reactivar la actividad en cuanto se pueda y los protocolos van a ser esenciales”.

“Tenemos que conseguir especificaciones técnicas que sean rigurosas e implantables. No plantear cuestiones que no sean abordables ni para el sector privado ni público”, sostuvo Miguel Mirones,presidente de ICTE, razón por la cual se mantendrán reuniones con los diferentes actores de la industria.

Según ha detallado Mirones será un proceso “muy rápido”, ya que «el compromiso es que en tres semanas esté finalizado el proceso» que incluirá 19 especificaciones técnicas que abordarán a hoteles y apartamentos turísticos, servicios de restauración, alojamiento rural, camping y ciudades de vacaciones, albergues turísticos y hostels, balnearios, agencias de viajes, campos de golf, turismo industrial, transporte turístico, turismo activo, puertos deportivos, ocio nocturno, playas, oficinas de información turística, espacios naturales protegidos, museos y espacios públicos singulares.

“Es un proyecto ambicioso, conocemos la urgencia de tenerlo listo, pero se ha entendido que lo oportuno es que haya especificaciones por cada subsector y que tengan su validez para todo el territorio nacional”, agregó el presidente de ICTE

Este protocolo final estará a disposición de todas las empresas y gestores de destinos españoles en forma gratuita, ya que se trata de herramientas “para ir preparándonos para la reapertura una vez que lo permitan las autoridades sanitarias”.

¿Cómo se abordará el trabajo?

A partir de este lunes, y hasta el miércoles, ICTE convocará encuentros con los representantes patronales y sindicatos de los diferentes sectores para compartir una propuesta de estructura y que se hagan las aportaciones que consideren necesarias. Luego será el turismo de las administraciones públicas, que incluirá a representantes de las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y la Secretaría de Estado de Turismo para abordar con ellos la parte de la normalización de espacios de recursos turísticos gestionados por el sector público.

Con la opinión de todos se labrará un primer borrador que se pondrá a disposición de las autoridades sanitarias, para que también hagan sus aportes. Y durante la segunda semana se producirá una nueva ronda de reuniones con los mismos intervinientes. Cuando el documento esté definido se trasladará al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social “para que valide este proceso y de por buenas las especificaciones”, detalló Mirones.

A su vez, ICTE trabajará el protocolo con la Asociación Española de Normalización (UNE), “lo que permitirá elevarlo a los organismos internacionales”, punto clave para recuperar los mercados europeos

Tal como planteo durante su intervención Alfonso Rodríguez Baral, Presidente de la Comisión de Turismo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se trata de una iniciativa “que todo el sector está reclamando y que desde el ámbito sanitario nos van a exigir”, puesto que para iniciar la actividad turística “tenemos que tener la seguridad suficiente y dar esa seguridad”.

Por su parte, Manuel Muñoz, Secretario General de Turismo de la Junta de Andalucía, planteó que de esta forma se podrá “vender un destino seguro, preocupado y ocupado en ofrecer condiciones sanitarias”.

Si bien estos protocolos serán gratuitos, tendrán un coste de implementación y tanto Francesc Colomer, Secretario Autonómico de Turismo de la Generalitat Valenciana, como Román Rodríguez González,Consejero de Cultura y Turismo de la Xunta de Galicia, coincidieron en que tanto las Comunidades Autónomas como los Ayuntamientos deberán colaborar en la financiación, “para quitarle peso” a los empresarios.

Algunos puntos que se abordaran

-Aforos en establecimientos

-Uso de tecnología para el control

-Trazabilidad

-Controles de temperatura

-Protocolos de relaciones sociales en espacios comunes

-Estándares de limpieza

-Procedimientos en transporte

-Formas de abrir las playas

-Controles y seguridad en aeropuertos