La pandemia de coronavirus está teniendo impacto enorme sobre los eventos formativos médicos. En primer término, y ante la situación que se preveía, ya desde finales de febrero se aconsejó, primero, y se obligó, posteriormente, a posponer cualquier encuentro que implicase la reunión de facultativos, por el riesgo a que pudieran infectarse por SARS-Cov-2 y causar baja para atender la demanda esperada de atención sanitaria. Esto ha supuesto que muchas de estas reuniones se hayan trasladado de fecha y que otras, incluso, hayan decidido anularse para este año. Un ejemplo paradigmático de esta situación está en la reunión que anualmente celebra la Sociedad Valenciana de Nefrología (SVN), que ha optado por una fórmula innovadora y que están imitando otras sociedades médicas. 

La SVN está mostrando su madurez, consistencia, apuesta decidida por las nuevas tecnologías al servicio de la divulgación y su capacidad de reacción y transformación. Su congreso anual, previsto inicialmente para los días 6 y 7 de marzo en Valencia y con carácter eminentemente presencial, fue uno de los primeros eventos médicos pospuestos atendiendo a la directriz realizada en fecha 03/03 por la Consellería de Sanitat i Salut Pública, en consonancia con la recomendación efectuada por el Ministerio de Sanidad debido a la inminente amenaza del coronavirus en esos momentos. Se trasladó de fecha, para celebrarse a mediados de mayo y, sin embargo, ahora definitivamente este encuentro ha adoptado un formato totalmente online e innovador para adaptarse a la situación actual y atender las demandas formativas de cientos de profesionales de Nefrología, no solo afincados en la Comunidad Valenciana sino también en otras muchas localizaciones geográficas de España y Latinoamérica.

Como destaca el Dr. José Luis Górriz, presidente de la SVN, “la pandemia del coronavirus está haciendo que vivamos una situación sin precedentes”. Según indica el Dr. Marco Montomoli, secretario de la SVN, “nadie es ajeno a sus efectos: tampoco las actividades programadas con antelación y con mucho esfuerzo por parte de la Sociedad Valenciana de Nefrología”

Partiendo de esta realidad, se ha optado por cambiar radicalmente el formato de esta cita científica de referencia, pero tratando de mantener todos los contenidos previstos. A partir del 30 de abril, y con una cadencia semanal, se llevarán a cabo por streaming un ciclo de webinars gratuitos con las ponencias inicialmente previstas en el programa del XXXVII Congreso Anual de la Sociedad Valenciana de Nefrología (#SVN2020). La conferencia inaugural corresponde a la Dra. Nuria Montserrat, del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), una eminencia en la investigación de organoides o nuevos riñones creados a células embrionarias para estudiar la nefropatía diabética; además, ahora, en colaboración con el Instituto Karolinska de Estocolmo, está avanzado en la investigación de una nueva forma de atacar al coronavirus mediante un fármaco con el que ya se están haciendo ensayos clínicos en humanos.

Una sociedad científica a imitar

Tesón, constancia, innovación y un espíritu inconformista son algunos de los rasgos diferenciales de la Sociedad Valenciana de Nefrología (SVN), una asociación científica arraigada en esta Comunidad Autónoma que no solo se ha consolidado como punto de encuentro de los nefrólogos de esta región, sino que también destaca a nivel nacional e internacional. Ahora, con la celebración de este congreso, y su transformación en conferencias transmitidas gratuitamente por streaming, demuestra su solidez y pone de manifiesto su carácter emprendedor y su vocación por la comunicación digital y en redes sociales. Además, su capacidad de reacción ha permitido celebrar ya actividades científicas nefrológicas relacionadas con el coronavirus, con una sesión online de actualización sobre en el enfoque de la infección por SARS-Cov-2 y otra sobre implicaciones específicas de esta infección en personas con enfermedad renal.

“La clave del éxito de la SVN se basa en la creación de una página web muy activa en información basada en videos formativos, así como en la inmediatez de la comunicación”, asegura el Dr. José Luis Górriz, presidente de la SVN. Además, tal y como añade el responsable del Servicio de Nefrología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, “somos autónomos, no dependemos de ninguna empresa informática y se cuelgan los contenidos inmediatamente, gracias a las herramientas que Google pone a disposición del usuario sin prácticamente coste. Nuestras reuniones científicas se graban y se difunden en menos de una semana. A ello ha colaborado, sin duda, nuestra cuenta de Twitter (@SVNefro) que permite la inmediatez en la transmisión de la información y la posibilidad de acceder gratuitamente a la formación médica”.

El poder formativo e informativo de las RRSS

De hecho, la SVN ha hecho una fuerte apuesta por la comunicación digital y en redes sociales, “una herramienta necesaria para establecer una estrategia de comunicación ágil y eficaz, que nos permite vehiculizar novedades y noticias de interés común, publicitar los trabajos científicos realizados por nuestros socios, acceder a los diferentes registros que se están actualmente llevando a cabo, así como difundir consejos a la población sobre la prevención de la enfermedad renal”.

Los datos no dejan lugar a las dudas. Como destaca el presidente de la SVN, en tan solo dos años hemos superado los 2.000 seguidores en la cuenta de Twitter@SVNefro, y contamos con más de 18.000 visitas a nuestra web de videos (canal Youtube). Ello nos ha permitido incrementar el interés de los patrocinadores. Y los beneficios de los pagos de patrocinadores y de las múltiples reuniones realizadas durante el año y grabadas en video se han cristalizado en becas de investigación”.

Recientemente, la cuenta de Twitter de la SVN ha sido nominado por una web y cuenta de Twitter de Tejas (USA) como una de las que más difunde información multidisciplinar, estando prácticamente al mismo nivel que cuentas de la sociedad europea, británica o algunas webs americanas de referencia, y habiendo recibido el reconocimiento de analíticos de datos como Tejas Desai, Fundador de NOD Analytics.

Y es que, a diferencia de lo que asumen actualmente muchas sociedades científicas, la divulgación de formación gratuita y por medio de los recursos digitales es la clave del éxito en la comunicación de salud renal y en la propia subsistencia de esta entidad científica. “A diferencia de la tendencia general, nuestras reuniones científicas se suelen grabar y colgar en la web, y permite que aquellas personas que por cualquier motivo no puedan acudir a estas reuniones tengan acceso a la información”, indica el Dr. Górriz, quien subraya que “esta experiencia nos ha servido para adaptarnos mejor y más rápidamente a las circunstancias actuales”.

Una Comunidad en la vanguardia

Este papel protagonista de la SVN en la formación y difusión nefrológica evidencia también la posición de liderazgo de la Comunidad Valenciana en el ámbito de la Nefrología. Esta Comunidad está en el grupo de cabeza de España en la donación de órganos, con una tasa de 51 donantes por millón de habitantes (más del doble de la tasa media europea). Igualmente, tanto en hemodiálisis como en diálisis peritoneal, los centros de la Comunidad Valenciana participan en estudios y proyectos a nivel nacional, y también hay una alta tasa de participación en ensayos clínicos, especialmente en enfermedad renal diabética (lo que supone un elevado porcentaje sobre los pacientes incluidos en ensayos en nuestro país). Sin duda, a juicio del presidente de la SVN, “el buen nivel de la Nefrología en todo el país le debe mucho a los profesionales de la Comunidad Valenciana”.

En general, España cuenta actualmente con un destacable nivel en todas las parcelas de la Nefrología, siendo especialmente reconocida el trasplante renal, “donde somos campeones mundiales durante mas de 24 años consecutivos”, recuerda el Dr. José Luis Górriz, quien añade que “no por eso podemos olvidar que somos referencia en hemodiálisis y en diálisis peritoneal en Europa; eso sí, matiza, “esperamos que tras esta situación tan atípica en la era del COVID-19 podamos volver a las elevadas tasas de donación de órganos que se presentaba hasta hace un par de meses”. Además, España participa también en grandes estudios en nefrología clínica, y especialmente en nefropatía diabética. De hecho, en el último Congreso Europeo de Nefrología (ERA-EDTA) España fue uno de los países con más trabajos de investigación aceptados.