El clúster CICAT y sus empresas asociadas destacan la importancia de hacer un uso adecuado de la tecnología UV (luz ultravioleta) para evitar riesgos. 

La exposición inadecuada a la radiación UV puede tener efectos nocivos para la salud. Afecta, especialmente, a la piel y la vista, pudiendo llegar a causar, por ejemplo, cáncer cutáneo y afectaciones en la córnea. Por este motivo, es fundamental asegurar la correcta selección de fuentes de radiación UV siendo, además, factores determinantes a considerar la instalación, el mantenimiento y uso correcto.

La radiación con luz UV es una tecnología eficaz para la desinfección de patógenos que lleva mucho tiempo aplicándose en diversos campos y su efecto desinfectante aumenta al incrementar la dosis de radiación que se aplique. Aun así, hay que utilizarla adecuadamente e implementar las metodologías necesarias para deshabilitarla en presencia de seres humanos.

Dada la importancia del buen uso de la radiación UV, el clúster CICAT ha organizado un grupo de trabajo que publicará en 15 días una nota técnica y terminará a finales de mayo una guía práctica de aplicación y uso de esta tecnología. Dicho grupo de trabajo estará liderado por la organización EURECAT y tendrá como objetivo la publicación de la guía antes mencionada.