La Dirección General de Salud Pública recuerda que, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, en este momento de crisis sanitaria por la pandemia de la enfermedad COVID-19, es fundamental evitar la propagación de la enfermedad. Además de las medidas de protección, higiene personal y mantenimiento de distancia recomendadas, es de gran importancia la limpieza y desinfección de superficies para evitar la transmisión virus. En algunos casos es necesario efectuar una desinfección empleando lejía diluida (dilución 1:50 de lejía comercial), alcohol etílico 70% o los productos biocidas autorizados, sin olvidar nunca la importancia de una buena limpieza previa sin la cual la desinfección no será efectiva.

Los productos biocidas, entre los que se encuentran los desinfectantes con actividad virucida, tienen como fin controlar los organismos nocivos, pero su empleo inadecuado puede suponer un riesgo para la salud y proporcionar una falsa sensación de seguridad. Los biocidas inscritos en el Registro Oficial de Biocidas del Ministerio de Sanidad han sido evaluados, han demostrado su eficacia y tienen establecidas las condiciones de uso seguro. A la hora de su empleo, en el ámbito doméstico deben emplearse siempre los productos de uso por el público en general. En el caso de las empresas que realizan servicios de desinfección, deben estar inscritas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas. Estas empresas cumplen requisitos técnicos y de formación y están sujetas al control por parte de la administración.

No obstante, algunos biocidas como el ozono se encuentran actualmente en revisión en la Unión Europea, por lo que aún no se ha concluido acerca de su eficacia como virucida o sobre sus condiciones de uso. El ozono es un gas peligroso, por lo que nunca debe aplicarse en presencia de personas (locales, zonas de paso, arcos de desinfección, etc.). El ozono se emplea para desinfectar el agua de consumo humano, pero no confiere ningún poder desinfectante al agua tratada.

Por último, actualmente no hay ningún producto virucida autorizado para su empleo por nebulización sobre las personas, por lo que los túneles desinfectantes nunca se pueden aplicar sobre personas.