El paro en salud y servicios sociales se eleva un 5,5% en abril de 2020 respecto al mes anterior. La crisis del coronavirus Covid-19 ha provocado que el desempleo en la industria sanitaria y de servicios sociales aumente en el cuarto mes del año, cuando 145.229 profesionales de este sector estuvieron parados.

Es un aumento a tener en cuenta, ya que el paro registrado no recoge a los afectados por Erte, puesto que las personas inscritas en el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) no son profesionales que hayan sufrido un expediente de regulación temporal de empleo.

En el conjunto de la economía española, el número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) aumentó en 282.891 personas en el mes de abril respecto al mes anterior. El total de demandantes de empleo alcanza la cifra de 3,8 millones de personas. Supone un aumento del 7,97% respecto a marzo.

El efecto de la crisis sanitaria del Covid-19 comenzó a repercutir notablemente en el paro registrado a partir del 13 de marzo, con especial intensidad en la Semana Santa. En las últimas semanas de abril el paro ha ido moderando su ritmo de crecimiento.

Por sexo y edad, el paro registrado aumenta más entre los hombres. En abril se inscribieron 150.461 (9,84%) desempleados, hasta sumar un total de 1.679.403 hombres inscritos. Sin embargo, el paro femenino es mayor, con un total de 2.151.800 desempleadas en las listas del Sepe. Suman 132.430 (6,56%) mujeres más respecto a marzo.