La mayoría de las consultas registradas en este servicio gratuito puesto en marcha por la Consejería de Igualdad y los Colegios de Psicología tienen que ver con la ansiedad y gestión del miedo derivada de la crisis sanitaria del Covid-19

El Teléfono de Atención Psicológica para profesionales de los servicios de ayuda a domicilio y centros residenciales para personas mayores y de discapacidad (851 000 520) puesto en marcha por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y los Colegios Oficiales de Psicología de Andalucía oriental y occidental ha gestionado 282 llamadas desde su puesta en marcha, a principios de abril. Esto supone una media de siete llamadas diarias.

Se trata de un recurso que se puso en marcha para ofrecer una atención psicológica rápida a modo de primeros auxilios psicológicos, como respuesta principalmente ante situaciones de ansiedad, cansancio emocional por sobrecarga, duelo o estados depresivos que se pudieran derivar como consecuencia del desarrollo de su trabajo durante la crisis sanitaria del Covid-19.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha dado a conocer estos datos esta semana en sede parlamentaria y ha destacado el “impacto positivo de esta medida, que se articuló en los primeros días tras la declaración del estado de alarma gracias a la colaboración de los Colegios Oficiales de Psicología de Andalucía”.

En este sentido, la máxima responsable de las políticas sociales en Andalucía ha resaltado el papel que los profesionales de la psicología han desempeñado durante esta crisis sanitaria y, también, social, ya que son “una pieza fundamental en el sistema público de servicios sociales”. Así, ha recordado que “seguimos trabajando para incorporar en el Catálogo de Prestaciones de los Servicios Sociales que la atención psicológica se considere una prestación garantizada”.

La consejera ha agradecido el compromiso en estos momentos de los colegios de psicólogos y ha asegurado que «para atender este teléfono se cuenta con 300 profesionales colegiados, que son especialistas en Psicología Clínica, Máster en Psicología General Sanitaria o con habilitación en Psicología Sanitaria, así como profesionales de Crisis y Emergencias» 

«En el diseño de su infraestructura y criterios de actuación, se asegura una atención especializada, profesional y avalada por el buen hacer del colectivo profesional de la Psicología, a la vez que queda garantizando el cumplimiento de los criterios de protección de datos de carácter personal, que un servicio como este requiere», ha subrayado. 

Tipología de llamadas

Desde el pasado 1 de abril  se han recibido 282 llamadas al teléfono. Del total, la mayoría (95) han sido por problemas de ansiedad, lo que supone el 33,7% de todas las consultas. Un total de 44 conversaciones se han debido a situaciones derivadas de la gestión del miedo, mientras que el agotamiento emocional ha supuesto 28 llamadas. Problemas depresivos (20), soledad o aislamiento (17) y duelo (16) son otros de los motivos de las consultas. 

Además, ha habido 15 llamadas con un cuadro psicológico complejo y se han recibido dos consultas por violencia de género. La consejera Rocío Ruiz ha destacado que «se cuenta con un protocolo e indicaciones de derivación a otros recursos en función de casuísticas particulares y escenarios de riesgo grave. Por ejemplo, en los casos que se aprecie un cuadro psicológico grave son derivados a Salud Mental y se avisa a dispositivos de urgencia; los casos de violencia de género son derivados a recursos del IAM; mientras que el resto de circunstancias de vulnerabilidad social se derivan al sistema de protección y los servicios sociales». 

El teléfono 851 000 520 funciona en horario de 8.00 a 24.00 horas de lunes a domingo. La atención psicológica es gratuita y la llamada tiene, en algunos casos, dependiendo de cada operador, un coste mínimo de tarificación interprovincial.

Enviado por José Antonio Sierra