La Residencia Barrika Barri, situada en la localidad vizcaína de Barrika, está celebrando estos días varias actividades enmarcadas en el Día de la Familia -15 de mayo- para que sus personas mayores estén más cerca que nunca de sus familias pese a las restricciones de contacto físico motivadas por la pandemia del COVID-19.

En este sentido, las personas mayores han cantado bilbainadas en torno a una gran chocolatada y han compartido varios dibujos y fotografías que sus familiares les han hecho llegar. Como respuesta, reunidos en el salón de la residencia, han enviado un emotivo video a sus familias en el que les han expresado que “hoy no podemos abrazaros ni besaros, pero os sentimos muy cerca, y pronto podremos volver a estar a juntos”.