VITALERTERtm: Mejora la Experiencia del Paciente. Es una Innovación Basada en Datos, Recopilados, Gestionados y Analizados en Tiempo Real. Aumenta la Eficiencia Operativa de su Instalación Residencial u Hospitalaria. Incrementa la Capacitación de sus Equipos de Enfermeras y Auxiliares.

Dos Muy Cortas Presentaciones de VITALERTERtm, Residencial y Medica: 

https://lnkd.in/eURgTYY

Principales Tecnologías Prácticas de Salud Digital en la Lucha Contra el COVID-19

El TMF-El Futurista Medico ha clasificado la “Inteligencia Artificial (IA)” en el numero 4 como “el ayudante inteligente contra el COVID-19”, el “Seguimiento Mediante el Móvil” en el numero 3 como “rastreo de contactos de alta tecnología” y la “Telemedicina” en el numero 2 como “asesoramiento médico en confinamiento domiciliario”. Después de la numero 1 la “Impresión en 3D”.

La plataforma VITALERTERtm, integra las tres tecnologías mencionadas de forma ejemplar: La “Inteligencia Artificial” analiza los datos recopilados del paciente y aprende cómo se comporta generando alertas con horas de antelación frente a deterioros de la salud y salidas inesperadas de la cama. Toda esa información y “el seguimiento en tiempo real” de los datos de los pacientes lo reciben los médicos, enfermeras y cuidadores en sus “teléfonos móviles” mediante los que llevan el control. “Telemedicina”: Los médicos y responsables de la salud de sus pacientes analizan en sus ordenadores los informes y datos históricos del paciente, el cual esta monitorizado en su casa con sensores bajo la cama y asientos, indicando en remoto a los pacientes que es lo que tienen e informando a los cuidadores de cómo tratarle.

El TMF-El Futurista Medico cree que “la Inteligencia Artificial va a traer ‘La Era Real del Arte de la Medicina’. “Con la pandemia del COVID-19, la importancia de esta tecnología se ha acentuado mucho más. La Inteligencia Artificial vimos como muy al principio ayudó a los epidemiologistas a emitir las primeras alertas sobre el nuevo virus”. Los sistemas basados en Inteligencia Artificial como VITALERTERtm ayudan a los médicos a priorizar sobre los casos potenciales de COVID-19 al llevar un control en continuo del RR-Ritmo Respiratorio y el RC-Ritmo Cardiaco del paciente. VITALERTERtm ayuda con su detección de alertas tempranas a mejor gestionar los recursos de los hospitales durante la pandemia, ya que permite detectar en que plantas y habitaciones está la mayor carga de trabajo. “No podemos ignorar la ayuda que la ‘Inteligencia Artificial’ ha supuesto en crisis como estas. Como tal, en vez de verla como un Gran Hermano del futuro, debemos ver la ‘Inteligencia Artificial’ como una ayuda para aumentar las habilidades de los profesionales de la salud”, concluye Bertalan Meskó de TMF.

“El seguimiento en continuo mediante el móvil”, permite a médicos y cuidadores, rastrear en tiempo real a grandes grupos de pacientes, lo que unido al uso de umbrales de alertas personalizados de los signos vitales de cada paciente, permite tener una idea clara de en qué situación se encuentran respecto a los síntomas del COVID-19. El encriptado de todos los datos y la información de cada paciente en servidores seguros en la nube garantiza la privacidad de estos al mismo tiempo que permite el rastreo del grupo de pacientes.

Los sensores “VITALS” de VITALERTERtm son una herramienta muy valiosa para la “Telemedicina” ya que se colocan en el domicilio del paciente uno debajo de la cama y otro en el sitio habitual donde este se sienta. Mediante el móvil y el PC su médico y enfermera llevan el control en remoto de los distintos informes, parámetros y signos vitales de este, así mismo el cuidador en el domicilio y sus familiares acceden a sus datos y pueden ver el estado de su salud. El medico instruye al cuidador y familiares mediante el móvil sobre los tratamientos y medicación a dar al paciente. O manda una ambulancia en caso de gravedad urgente. VITALERTERtm  ayuda a mantener las distancias físicas, evita visitas innecesarias a los hospitales que pondrían en riesgo de contagio a no enfermos por COVID-19, y evita las sobrecargas del sistema hospitalario. “La pandemia a dado a la telemedicina un impulso muy necesario y podríamos ver que se adopta cada vez más, incluso después de que el brote disminuya”, comentó Bertalan Meskó del TMF.