El alcalde de San Andrés y Sauces, Francisco Paz, ha presidido la reunión informativa sobre la nueva Residencia de Mayores de San Andrés y Sauces, instalación que el Ayuntamiento pondrá en servicio el 1 julio con un total de 37 plazas, lo que representa la capacidad de atender 21 nuevos residentes, se informa en nota de prensa.  

La reunión informativa, convocada por el regidor local para contar con la presencia de los portavoces de todas las fuerzas políticas en el consistorio, permitió dar a conocer la cronología, conceptos y detalles de la inversión por parte de la máxima responsable del Servicio Municipal de Intervención y del arquitecto técnico de la Oficina Técnica. Así lo explicó el alcalde, Francisco Paz, quien reiteró su voluntad de alcanzar el mayor nivel de consenso con los grupos políticos en la oposición “para establecer una estrecha línea de colaboración que pasa por evitar difundir información incorrecta que solo genera confusión y que atribuyo al manejo de datos erróneos”. Los datos han permitido trasladar a los concejales de la oposición la recepción de financiación insular y regional para la atención de cada uno de los usuarios de la actual residencia, fondos que se verán ampliados una vez entre el servicio el nuevo centro y se formalice el ingreso de los nuevos residentes.  

“La atención sociosanitaria que veremos ampliada con la apertura de la nueva residencia, en una instalación más moderna y funcional y con mayor número de plazas para atender la demanda de las familias de la localidad, contará con un incremento de la financiación correspondiente a este incremento de plazas asistenciales, que no puede consolidarse en tanto la nueva residencia no entre en servicio el próximo 1 de julio”. 

El alcalde agregó que “tanto los ediles de la oposición como los miembros del grupo de Gobierno, hemos coincidido en el marco de la constitución de la Mesa de Trabajo frente a la crisis del coronavirus, en priorizar la atención de las emergencias sociales y en el diseño de un plan de trabajo para dinamizar la economía local con la recuperación de puestos de trabajo”. La nueva residencia de mayores de San Andrés y Sauces, que sustituirá a la actual y que verá ampliados servicios y plazas asistenciales, ha supuesto una inversión pública de 2,7 millones de euros.