La vuelta a la normalidad cada vez está más cerca, y aunque el buen tiempo y las ganas nos tienten a salir y disfrutar lo máximo posible, no debemos olvidar que el coronavirus sigue entre nosotros. 

Es importante ser solidarios y responsables por el bien de la salud de todos ya que, la salud, es vital para poder disfrutar una vida plena. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para mantenernos lo más saludables posibles?

En estos momentos, es crucial que nuestro cuerpo esté preparado para protegernos. La alimentación es un factor clave para ello, ya que a través de los alimentos obtenemos la energía necesaria para que funcione correctamente.

El sistema que principalmente se encarga de lidiar con los factores externos e internos es el inmunológico. Por lo tanto, ¿Qué debemos hacer para reforzarlo y conseguir que cumpla con su función de la forma más productiva? Fran Sabal, nutricionista licenciada por la universidad de Valparaíso Chile y autora de Nutrición Emocional, comenta que “es importante que no olvidemos que la alimentación proporciona las herramientas necesarias a nuestro cuerpo para que funcione adecuadamente. Si no prestamos atención a nuestras dietas, podemos estar interfiriendo en los procesos que nos ayudan a estar saludables”. 

Por lo tanto, para reforzar el sistema inmunitario, Fran Sabal nos da una serie de pautas:

  1. Elimina los alimentos ultra procesados de la dieta: el consumo de productosaltos en azúcares refinados, grasas saturadas y otras sustancias, no nos proporcionan los nutrientes necesarios y además empeoran nuestra salud.
  2. Consume alimentos ricos en vitaminas y minerales: las verduras, las frutas y los frutos secos, contienen vitaminas y minerales que ayudan en las tareas de los glóbulos blancos y aumentan las defensas.
  3. No recurras a dietas restrictivas: cuidarse no es sinónimo de sufrir. Para poder mantenernos saludables es importante que lo hagamos tanto a nivel físico como mental. Además, cuando mejor estemos a nivel mental, más fácil será llevar a cabo una alimentación más sana.
  4. Intenta consumir 3 piezas de fruta al día y 2 platos de verduras variadas: Gracias a los minerales y las vitaminas que nos proporcionan, favorecen en el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y fortalecimiento del sistema inmune.  
  5. No vivas desde el estrés y la ansiedad: No siempre es fácil evitarlo, pero el estrés y la ansiedad entorpecen el funcionamiento de nuestro cuerpo y lo debilita ya que repercute directamente sobre el sistema nervioso, endocrino e inmune. Es importante aprender a gestionar esas emociones para que afecten en la menor medida de lo posible.