Inmersos ya en la fase 2 de la desescalada, el presidente de Aragón, Javier Lambán y la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, se han reunido esta mañana con tres de las entidades que agrupan a un amplio núcleo de colectivos vulnerables de la Comunidad: CERMI (Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad, que integra a 20 asociaciones); la Plataforma del Tercer Sector (formada por entidades que trabajan en áreas de voluntariado, vulnerabilidad e inclusión ) y COAPEMA (Consejo Aragonés de las Personas Mayores). Con todos ellos se han analizado las medidas adoptadas por el Ejecutivo durante la pandemia y las necesidades que estas entidades tienen ante “la nueva normalidad” y como consecuencia de la crisis. En el acto también han estado presentes el director gerente del IASS, Joaquín Santos; y el director general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez.

En el encuentro se ha analizado la aprobación –previsiblemente mañana martes en Consejo de Ministros- del Ingreso Mínimo Vital anunciada por el Gobierno central, que obliga a reorganizar el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI). “Estamos esperanzados porque este va a ser un elemento para combatir la desigualdad. Esta crisis no deben pagarla los más débiles y no debe incrementar la pobreza infantil”, ha indicado Joaquín Santos. El director gerente del IASS ha recordado también que esta renta ciudadana “será efectiva a través de la Seguridad Social y cubrirá a una gran parte de los aragoneses que hoy reciben el IAI”. El Gobierno de Aragón va a analizar el ingreso, cuando se conozcan sus detalles, para comprobar qué colectivos se quedan fuera y cómo se debe trabajar con ellos. El objetivo es destinar a otras áreas sociales y a planificar itinerarios de inserción una parte de la partida del IAI que quede absorbida por el ingreso estatal.

Sobre esta cuestión, cabe destacar que durante este mes de mayo, 7.902 aragoneses han percibido el IAI (222 más que en abril), lo que implica que su concesión durante la pandemia se ha incrementado un 11% (desde el mes de marzo 840 personas más lo han solicitado y recibido) A este pago se han destinado en mayo 4,4 millones de euros y anualmente se reservan 50, aunque la cantidad varía según las necesidades. Tras los 7.902 perceptores, hay 18.726 personas a las que llega este ingreso, de las cuales 4.909 son niños. El IAI es una prestación cuyos titulares son fundamentalmente mujeres y que oscila entre los 491 y los 736 euros. Para recibirlo es necesario estar dado de alta como buscador activo de empleo y, en caso de trabajar, tener un salario inferior a la cuantía que tocaría cobrar como perceptor del IAI. De los 7.902 perceptores, 7.070 son de Zaragoza, 519 de Huesca, y 313 de Teruel.

En el transcurso del encuentro con CERMI, COAPEMA y la Plataforma del Tercer Sector se ha analizado también la complicada realidad que han vivido durante la pandemia las residencias de personas con discapacidad, ante la imposibilidad de recibir visitas y ante la especial dificultad que presentan para mantener el aislamiento y la distancia social. “Ha sido un trabajo muy duro, pero afortunadamente desde hoy van a ver aliviada en parte su difícil situación y la de sus familias, porque se reanudan las visitas a las residencias”, ha recordado el secretario general técnico en relación a la orden publicada esta misma mañana, que regula esas visitas en centros libres de Covid, previa petición de hora, en espacios habilitados por el centro y con las preceptivas medidas de seguridad. Hoy también se autorizan los paseos en las residencias de Aragón, aunque las de personas con discapacidad ya pudieron retomarlos hace una semana.

Línea de subvenciones también para centros de personas discapacitadas

José Antonio Jiménez ha recordado también que las residencias de personas con discapacidad pueden solicitar la línea de 1,5 millones de euros de subvenciones abierta por el Gobierno de Aragón para que los centros puedan hacer frente a los gastos sobrevenidos por la pandemia y que igual que los centros de ancianos deberán acogerse al protocolo de alerta ante casos de Covid, contar con un plan de contingencia y con una reserva estratégica de material. El Gobierno ha trasladado a las entidades la decisión del Ejecutivo de mantener el principio de prudencia y no abrir, por el momento, ni centros de día ni ocupacionales y les ha instado a plantear propuestas individualizadas a los usuarios.

Respecto a COAPEMA, tanto el presidente de Aragón como las consejera han agradecido el apoyo y la responsabilidad de la entidad durante la pandemia y han analizado el trabajo realizado con los mayores de Aragón más allá de las residencias, atendiendo sus necesidades a través del Servicio de Ayudas a Domicilio así como los servicios sociales de las entidades locales; el seguimiento realizado por los 33 hogares de mayores de Aragón, que has estado pendientes de sus 125.000 socios y han podido atender sus necesidades o el teléfono del mayor que ha atendido más de 1.500 llamadas durante la pandemia.