La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España UDP, pide al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 no disminuya el tramo estatal de la recaudación del 0,7% del IRPF para la realización de actividades de interés general y que destine la recaudación del 0,7% del Impuesto de Sociedades a fines exclusivamente sociales.

Como agentes de la sociedad civil y como una de las entidades estatales más representativas del colectivo de personas mayores, pensionistas y jubiladas, se suma así a otras voces del Tercer Sector, como COCEMFE o la propia Plataforma del Tercer Sector.

A día de hoy  y desde que se implantó este modelo de subvención, UDP y su movimiento asociativo de personas mayores, realizan proyectos y actividades de interés general, consideradas de interés social dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, la defensa y reivindicación del ejercicio de sus derechos y el fortalecimiento de sus entidades como organismos de representación de las personas mayores.

“Los proyectos de interés social subvencionados por el 0,7% del IRPF estatal facilitan a las organizaciones y a las propias personas avanzar en la participación activa en la sociedad”, afirma Paca Tricio, Presidenta de UDP.

Actividades e iniciativas de interés social que en el caso de UDP están orientadas a favorecer la autonomía personal de las personas mayores, promover la formación continua, la detección y sensibilización sobre situaciones de malos tratos y situaciones edadistas, hacer frente a la soledad no deseada, acceder a las herramientas digitales para acabar con la brecha digital, promocionar y fortalecer el voluntariado, como una herramienta social para la participación solidaria mediante el  acompañamiento a otras personas mayores en situaciones de soledad, dependencia o vulnerabilidad. Pero también orientadas a la participación ciudadana y dar a conocer las necesidades y las distintas realidades  de un colectivo tan diverso como es el de las Personas Mayores.

Durante la crisis sanitaria y social provocada por la COVID-19  son muchas las personas mayores que han visto cómo sus derechos han sido vulnerados. Una indefensión que ha dejado más patente si cabe, la necesidad de redes de apoyo a las personas mayores más vulnerables.

“Estamos viviendo una crisis sanitaria sin precedentes, por la COVID19, cuyos efectos los están sufriendo aquellas personas más vulnerables. Los programas de interés social que se desarrollan a través del IRPF Estatal, son especialmente necesarios en estos momentos, no solo para las personas mayores, sino  para los millones de personas que se encuentran en situación de exclusión social y pobreza en nuestro país”, asegura Paca Tricio, Presidenta de UDP.

“Muchas de las personas mayores de los grupos de voluntariado de UDP están dando respuesta a una necesidad imperante estos días: el acompañamiento telefónico y online frente a la soledad”. Explica Paca Tricio.

De esa manera la Presidenta de UDP, recuerda que este tipo de iniciativas “son posibles gracias al fortalecimiento del movimiento asociativo de UDP y su red de personas mayores voluntarias. Algo que, sin apoyo económico, como es el tramo del  0,7% del IRPF de interés social,  hará imposible dar una respuesta social”.

Ante la previsión de una crisis socioeconómica sin precedentes, UDP reclama al Gobierno que no reduzca del 20% al 14% lo recaudado del IRPF que se destina a entidades estatales y que la recaudación del Impuesto de Sociedades se destine íntegramente a las entidades de Acción Social.

Algo que UDP considera imprescindible para  garantizar la estabilidad del Tercer Sector, imprescindible para seguir ofreciendo soluciones viables a los problemas de exclusión social que existen en la sociedad.