Después de tanto tiempo en cuarentena, España empieza poco a poco a entrar en las fases de desescalada y muchos negocios abren sus puertas de nuevo. Tanto para las provincias que siguen en la fase 1, en las que se puede comprar comida en un restaurante y llevársela o que te la traigan a casa o incluso picar algo en una terraza, como para las que ya han avanzado a la fase 2 en la que pueden acudir a comer o cenar a un restaurante, cumpliendo las limitaciones de aforo, el comer fuera de casa ya es una posibilidad real, pero todavía no todo el mundo quiere hacerlo a diario.

Muchas familias, además, tienen que preocuparse de la alimentación de sus hijos, ahora que siguen sin tener la posibilidad de hacerlo en los comedores del colegio, por lo que hay que seguir cocinando en casa y no solo por el ahorro de dinero que implica, sino porque suele ser más sano.

Pasado el peor momento inicial de la pandemia, hemos dejado de recopilar papel higiénico y nos hemos lanzado de lleno a las harinas y levaduras, y es que resulta que, a pesar de que las panaderías han seguido abiertas durante todo el confinamiento, este país se ha reencontrado con el placer de amasar el propio pan y entretenerse poniendo creatividad y cariño en la cocina. Los blogs y los vídeos de YouTube que nos enseñan las mejores recetas están que arden y, hayamos vivido el confinamiento solos o en familia, la cocina ha pasado a ser una actividad divertida para invertir el tiempo que nos sobra y, además, para hacerlo con entusiasmo.

Tanto ha gustado esto de empezar a cocinar que se ha notado en el consumo no solo de harina, sino que también de aparatos especializados. La empresa líder en venta de electrodomésticos online www.puntronic.com ha realizado un estudio de las ventas realizadas desde el 15 de marzo, cuando empezó el confinamiento, hasta hoy, comparándolo con el mismo período del año pasado, y las ventas de todo tipo de electrodomésticos de cocina ha aumentado un 80%, destacando los siguientes datos:

– La venta de básculas para pesar alimentos ha subido un 98% respecto a las compras del 2019.
– Los robots de cocina se han comprado un 65% más.
– Los cocedores de vapor han aumentado sus ventas en un 56%.
– Las amasadoras están arrasando con una subida de ventas del 114%.
Además de todo esto, también se han comprado más sandwicheras, máquinas para hacer helados caseros, gofreras, batidoras de vaso, barbacoas eléctricas y ollas exprés, con un repunte general de entre el 45% y el 120%).
“Si algo nos puede enseñar este parón es que comer bien es una necesidad básica de salud y que, además, no cuesta tanto trabajo y es mejor para el bolsillo. Los pequeños electrodomésticos facilitan mucho la labor ya que cada vez son más eficientes en cuanto al consumo energético y tiempos de cocción, y al mismo tiempo utilizan una tecnología que mantiene intactos los nutrientes de los alimentos.” ha comentado Rosa Alsina, responsable de Puntronic.com

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta de los electrodomésticos de cocina más vendidos estos meses según Rosa Alsina:

– La vaporera eléctrica cocina al vapor los alimentos, lo que hace que se conserven todos los nutrientes, vitaminas y minerales mientras se preserva el sabor y la textura original. Además, como no es necesario añadir grasas ni aceites, el resultado es tan delicioso como saludable. 

– La mejor ventaja de la olla exprés es el ahorro de tiempo, pero no es la única, porque estas ollas conservan hasta un 50% mejor las vitaminas y minerales que las ollas convencionales y los alimentos quedan más jugosos y con mejor sabor.

– Los robots de cocina son, a la vez, un procesador de alimentos (pican, rallan, pelan, amasan, baten…) y una olla eléctrica programable. Por eso todo el mundo quiere tener uno en su cocina: ahorran muchísimo tiempo y permiten cocinar para muchos comensales.

– Tener una heladera en casa no solo permite comer deliciosos helados todo el año, sino que también se reducen las grasas, los azúcares y los aditivos de los helados comerciales. 

– Las sandwicheras nos permiten hacer deliciosos bocadillos con mucha facilidad y pueden usarlas hasta los niños. De vez en cuando, apetece hacer una cena informal y estos electrodomésticos hacen bocadillos más ricos y sanos.

– Una buena batidora de vaso ayuda a que los niños cojan el gusto por la fruta en forma de deliciosos batidos y también son ideales para los cócteles con hielo picado, o sea, para tener en casa el pub o discoteca al que todavía no podemos ir.

Los niños son bienvenidos

Cocinar es una actividad muy educativa y estimulante tanto para nuestros paladares como para los de los más jóvenes de la casa, porque, con supervisión de un adulto, ellos también pueden preparar muchas recetas fáciles y exquisitas. 

Aprender a cocinar es esencial para educar a niños y niñas independientes. La cocina refuerza su autoestima, su educación nutricional, mejora su habilidad manual, permite que valoren el esfuerzo y aprendan a ser más organizados, a recoger y limpiar. También estimula sus sentidos.

Rosa Alsina finaliza: “Nuestra dieta mediterránea es estudiada y admirada en todos los continentes y, con estos antecedentes, no es de extrañar que los españoles hayamos aprovechado esta cuarentena para perfeccionar nuestras técnicas y aprender nuevas recetas. Con todo el tiempo que estamos pasando en casa, convertir la cocina en un espacio común en el que aprender y explorar es muy gratificante. Lo de comprar la báscula para pesarnos a nosotros mismos, parece que mejor lo dejamos para cuando termine todo esto.”