La presidenta del Senado, Pilar Llop, ha defendido que la reforma del artículo 49 de la Constitución, para  reforzar la protección de los derechos de las personas con discapacidad y modificar la terminología con la que se hace alusión a esta parte de la ciudadanía, “es una cuestión de dignidad y respeto a la diversidad”.

“Una democracia no es plena si no trata de la misma manera a todas las personas que la componen”, asegura Llop en una entrevista con la publicación ‘Cermi.es semanal’, en la que hace hincapié en la necesidad de que la Constitución se adapte a la Convención Internacional sobre Los Derechos de las Personas con Discapacidad. Se puede acceder a todos los contenidos de la edición 395 del boletín del CERMI en este enlace.

Respecto de la paralización temporal a consecuencia de la pandemia de la tramitación de esta reforma constitucional, la presidenta del Senado declara que ya se ha reactivado la actividad parlamentaria, por lo que se va a “intensificar la tarea para tratar de abordar cuanto antes todas aquellas cuestiones que la crisis sanitaria ha obligado a aplazar”.

En cuanto a la reforma del Código Penal para erradicar las esterilizaciones forzosas por razón de discapacidad, práctica que sufren fundamentalmente las adolescentes y mujeres, Llop destaca que la toma en consideración de esta modificación legal fue aprobada por “una amplia mayoría” en la Cámara Alta. “Es una cuestión muy grave. Se trata de una vulneración de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, hay que velar por su protección y no utilizar sistemas que lo que persigan es situarlas en una posición de mayor vulnerabilidad frente a los delitos contra su libertad sexual. El respeto a la plena libertad sexual como un bien jurídico protegido es el mismo para cualquier mujer”, asevera.

Pilar Llop, que fue la anterior delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, señala también que “la violencia machista ataca en mayor proporción a las mujeres con discapacidad y con formas específicas de violencia que tenemos que detectar para poder combatirlas y erradicarlas. Por eso, es prioritario que tanto las víctimas como sus entornos sepan reconocer desde el primer momento estos comportamientos”. 

Asimismo, indica que es “clave” que los recursos de atención a víctimas sean accesibles, al tiempo que manifiesta su preocupación por el incremento de la violencia de género durante el confinamiento: “Han sido muchas semanas de encierro y en muchos casos de aislamiento, con mujeres a merced de sus maltratadores y en situaciones límite. Creo que tenemos mucho trabajo por delante para atender el después de esta crisis y que los entornos sepan dónde están las señales de alerta; hay que estar muy atentos porque es una obligación cívica y humana”.

FONDO EXTRAORDINARIO

Preguntada por  la eliminación por parte del Gobierno central de la partida de 1.000 millones de euros para gasto social dentro del fondo extraordinario no reembolsable para que las comunidades y ciudades autónomas puedan hacer frente a los efectos de la pandemia de COVID-19, Llop afirma que “ahora se abre un tiempo nuevo en el que tendremos que diseñar cómo queremos salir, y donde sin duda se tendrá en cuenta toda esa capacidad que despliega la sociedad civil, que en muchas ocasiones son los brazos de la propia administración y llegan allí donde la estructura pública no alcanza”.

Por otro lado, la presidenta del Senado aborda la desigualdad territorial en el acceso a servicios sociales y sanitarios, indicando que “cohesión territorial y cohesión social van de la mano. No se entiende la una sin la otra”.

Además, pone en valor la función que desempeñan las instituciones, como es el caso de la Cámara Alta, que representa la pluralidad territorial. “La ciudadanía espera que las instituciones, a través de quienes las representamos, hablemos de lo importante. Cuando los debates y las decisiones no van por ese camino, nos alejamos de nuestra verdadera labor. Y cuando la crispación se convierte en lo normal, la ciudadanía se aleja de las instituciones”, abunda Pilar Llop.

SIN DEJAR A NADIE ATRÁS

Entre los contenidos de la edición 395 de ‘Cermi.es semanal’ destaca una entrevista con la Directora de la Fundación Solidaridad Carrefour, María Cid, en la que subraya la “firme intención” de marcar, un año más, la ‘X Solidaria’ del Impuesto de Sociedades, como muestra del compromiso que tiene la Fundación y todo el Grupo Carrefour con el Tercer Sector. 

Tal y como indica Cid, esta no es la única línea de colaboración, puesto que se trabaja en la inclusión social y la integración laboral, efectiva y real de personas en situación de vulnerabilidad desde el inicio de su actividad.  Con el estado de alarma, además, según detalla, la Fundación ha facilitado artículos de limpieza y desinfección a entidades para evitar la expansión del Covid-19 y asistido a más de 10.000 personas en situación de urgente necesidad.

“A todos les diría, y me diría, que hay muchas maneras de salir de esto, pero “solo hay una buena manera” de hacerlo: juntos sin dejar a nadie atrás. Es el momento de apostar y demostrar la calidad humana que define a nuestra sociedad”, defiende Cid. 

A su vez, el boletín también repasa la trayectoria personal y profesional deCristina de Diego, artista ciega que ha dedicado su última obra a las víctimas de la COVID-19. Licenciada en Derecho y doble grado de Bellas Artes y Turismo, de Diego reclama una mayor accesibilidad en los museos. “De qué sirve un edificio accesible si una persona ciega no tiene un solo cuadro adaptado”, se cuestiona.