El Principado es la comunidad en la que más aumentaron las valoraciones a dependientes durante el estado de alama. Concretamente, 775 personas se incorporaron al sistema de ayudas en los últimos tres meses, lo que supone un aumento del 2,2%.

“La combinación de las medidas del plan de choque de dependencia, el teletrabajo y el gran esfuerzo del personal han sido claves para superar las dificultades derivadas de la crisis y la gestión ordinaria ha seguido a buen ritmo, tanto que nos ha permitido colocarnos a la cabeza a nivel nacional”, ha explicado la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez.

En el último año (desde mayo de 2019 a mayo de 2020), se han tramitado 2.863 resoluciones vinculadas a la dependencia, lo que supone un incremento del 8,7% interanual. Así se refleja en el informe oficial emitido esta semana por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), donde se recoge la evolución de las principales variables del sistema de dependencia en las diferentes comunidades. 

“Los datos del informe son la muestra de que la gestión ordinaria se ha mantenido en la consejería durante el estado de alarma, así como de que sigue en pie nuestro objetivo de resolver en plazo todas las resoluciones vinculadas a la dependencia en septiembre”, señala Álvarez.

Para cumplir con ese compromiso, esta semana se han incorporado 22 profesionales al servicio de gestión de los programas individuales de atención. Este programa de refuerzo en dependencia cuenta con un presupuesto de 344.000 euros.