Con el objetivo de transmitir pautas y recomendaciones sobre el manejo de pacientes con trastornos del movimiento, como la enfermedad de Parkinson, tras las consecuencias de la pandemia del COVID-19, la Sociedad Española de Neurología (SEN), con la colaboración de las compañías farmacéuticas AbbVie y Bial, organiza el seminario web Manejo de la enfermedad de Parkinson y otros Trastornos del Movimiento en tiempos de pandemia por COVID-19. Tendrá lugar el próximo jueves 18 de junio a las 17h, dirigido a profesionales implicados en el abordaje de estos pacientes. 

Al inicio de la sesión, la neuróloga Mariana Hernández González-Monje, que dedica parte de su línea de investigación al desarrollo de nuevas tecnologías aplicables en pacientes con enfermedad de Parkinson, será la encargada de introducir la reunión así como de moderar las preguntas de los asistentes al final de la sesión. 

Seguidamente, la neuróloga Mónica Kurtis analizará el impacto en los pacientes con Parkinson que ha tenido el COVID-19 y las medidas tomadas, como el confinamiento y las consultas telefónicas dada la cancelación de las consultas presenciales. Según cuenta el doctor Diego Santos, secretario del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN y coordinador del encuentro, “a pesar de que una cantidad muy alta de pacientes se han mantenido activos en el domicilio gracias a las recomendaciones de la Federación Española de Parkinson (FEP) y las asociaciones de pacientes, más de la mitad de los pacientes han percibido un empeoramiento de los síntomas, en especial los pacientes con la enfermedad en estado avanzado, debido al confinamiento y al abandono de las terapias de rehabilitación (logopedia, fisioterapia) que realizaban habitualmente de forma presencial en las asociaciones de pacientes. Empeoramiento en cuanto al temblor, los problemas para caminar o los problemas desde el punto de vista cognitivo”, aclara el doctor Santos. No obstante, “también hemos detectado un gran sentido de la responsabilidad ya que prácticamente todos están cumpliendo con las medidas de prevención, como el distanciamiento social o el uso de mascarillas”, añade. 

Precisamente estas son algunas de las conclusiones preliminares halladas en el Estudio COVID & Parkinson, que serán presentadas por el doctor Diego Santos durante la sesión. Un estudio puesto en marcha por la Fundación Curemos el Parkinson, junto con la Asociación Parkinson Galicia-Coruña y el Observatorio Parkinson de la Federación Española de Parkinson (FEP), con el aval científico de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y el Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN, con el objetivo de determinar el verdadero impacto que está teniendo el COVID-19 en los pacientes con enfermedad de Parkinson en España. El estudio se basa en una encuesta anónima y online, en la que pacientes y personas cuidadoras pueden participar hasta el 30 de junio. “A día de hoy han respondido a la encuesta más de 450 pacientes y familiares”, afirma el doctor Santos. 

Por su parte, el doctor Francisco Escamilla, Vocal de la Sociedad Española de Neurología, aportará recomendaciones específicas para el seguimiento de pacientes con enfermedad de Parkinson flucutante. “Es un perfil que no responde de manera estable al tratamiento y hay momentos del día en que este deja de hacer efecto y empeoran de forma importante los síntomas tanto motores, como el temblor o la rigidez, como no motores, como la ansiedad o la fatiga”, explica el doctor Santos. En este sentido, son pacientes que “requieren de un seguimiento continuado y adecuado para poder ajustar el tratamiento y evitar los malos momentos a lo largo del día, y el periodo de confinamiento y la falta de consultas presenciales ha condicionado el seguimiento”, añade. 

Por último, la neuróloga Esther Cubo detallará los aspectos a tener en cuenta en el seguimiento de pacientes a través de la teleconsulta. “La telemedicina puede ser de gran interés y utilidad en patologías como los trastornos del movimiento, ya que nos permite observar a los pacientes para poder tomar decisiones sobre las terapias. Ante la situación que estamos atravesando es necesario y urgente implementar este tipo de consultas”, sostiene el doctor Diego Santos. Y es que, “aunque progresivamente se están retomando las consultas presenciales, la vuelta a la normalidad va a llevar un tiempo y la teleconsulta es una vía para poder hacerlo más llevadero y seguir atendiendo y ayudando a los pacientes”, concluye.