La Generalitat de Catalunya compensa a los trabajadores de las residencias. El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Ejecutivo autonómico pagará un complemento de productividad extraordinario de 900 euros a los profesionales que hayan prestado servicios en el ámbito de los centros de servicios sociales de carácter residencial de personas mayores y personas con discapacidad física e intelectual entre el 1 de marzo y el 31 de mayo.

El Gobierno catalán pagará a las personas trabajadoras de las residencias públicas que hayan trabajado en primera línea durante la crisis sanitaria, ya sean auxiliares de geriatría, personal de atención directa a personas con discapacidad, coordinadores asistenciales, médicos o enfermeros. Por otra parte, las personas que hayan trabajado de forma fundamentalmente presencial en tareas directamente relacionadas con la actividad de estos centros, pero que no lo hayan hecho en la atención directa de personas, recibirán una compensación de 500 euros.

Asimismo, el Gobierno autonómico también realizará una convocatoria extraordinaria para compensar de forma directa a las personas trabajadoras de los centros privados con financiación total o parcial público, siempre que hayan prestado servicios de actividad asistencial entre las mismas fechas y así lo acrediten.

El personal que no haya prestado servicios efectivos durante la totalidad del periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, o bien lo haya hecho a tiempo parcial, percibirá la cuantía proporcional al tiempo trabajado.