La Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios, a través de Salud Informa, ofrece desde hoy la posibilidad de solicitar la renovación de las recetas sin necesidad de acudir al centro de salud, concretamente para aquellas que caduquen a partir del día 1 de julio. Cabe recordar que como consecuencia de la pandemia se habían renovado automáticamente todas las recetas hasta el 30 de junio.

Podrán utilizar esta modalidad de citas los usuarios con tratamientos de larga duración (control del colesterol, glucosa, tensión arterial…). Está opción estará disponible primero en la Web y unas semanas después en la aplicación móvil de Salud Informa.

A la cita no presencial para renovación del tratamiento se accederá, como en el caso de la solicitud de consulta con los profesionales de la Atención Primaria, con el AR personal (número que figura en la Tarjeta Sanitaria). En ese momento se generará una cita no presencial, con un día y franja horaria, en la que el usuario deberá estar disponible para atender el teléfono si fuera necesario.

Las citas quedarán grabadas en las agendas de los profesionales, quienes valorarán el tratamiento y, en caso que fuera necesario, contactarán telefónicamente con el paciente o formalizarán una cita presencial. Los usuarios podrán solicitar la renovación hasta 45 días antes de la caducidad del tratamiento.

La gestión online y telefónica de este servicio, evitará a los ciudadanos traslados innecesarios a los centros de salud, una medida de especial relevancia en personas con problemas de movilidad, y contribuirá a disminuir la presencia de personas en los mismos y por tanto el control del COVID-19.

Los usuarios podrán consultar la renovación en la hoja de tratamiento disponible en la Web y en la App Salud Informa, en un máximo de 24 horas tras la cita no presencial.