La rapidez y precisión en el diagnóstico del cáncer es fundamental para mejorar la supervivencia y realizar un tratamiento más efectivo. Para ello se están llevando a cabo nuevos estudios como el que desarrolla Belén Pastor, investigadora predoctoral de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Valencia, que desarrolla su investigación en la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO). La investigadora y su equipo han detectado un conjunto de nuevos biomarcadores que sirven para encontrar en el organismo indicios de los cuatro tumores más frecuentes. “El cáncer colorrectal, el cáncer próstata, el cáncer de mama y el cáncer de pulmón son los cuatro tipos de tumores que mayor incidencia tienen en la Comunitat Valenciana: cada año se diagnostican 4.020 casos de cáncer colorrectal, 3.529 nuevos casos de cáncer de próstata, 3.526 de mama y 2.990 de pulmón. Este hallazgo ayuda a detectar en fases más tempranas estos tumores con una nueva técnica poco invasiva, como es la biopsia líquida”, señala el doctor Antonio Llombart, presidente del Comité Técnico de la Asociación Española Contra el Cáncer de Valencia.

Para la realización del estudio, el equipo de investigadores del Instituto Valenciano de Oncología ha trabajado sobre un conjunto de 201 muestras (156 muestras de pacientes con cáncer y 45 de personas sanas) y ha analizado un total de 18 biomarcadores, denominados microARNs, en sangre. En estos primeros resultados, se han descubierto diferentes combinaciones de microARNs que pueden detectar no solo la presencia del tumor sino el tipo de tumor en una fase temprana y con un elevado grado de sensibilidad y especificidad. 

Los resultados de este proyecto, publicados en la revista International Journal of Molecular Sciences, se enmarcan en el contexto de un estudio europeo denominado SAPHELY que pretende desarrollar un dispositivo diagnóstico de bajo coste para detectar el cáncer a través de nanotecnología. 

Jóvenes predoctorales frente al cáncer

La AECC apuesta por el fomento de nuevas líneas de investigación sobre cáncer para avanzar hacia métodos diagnósticos más precisos, tratamientos más personalizados y, en definitiva, conseguir un mejor abordaje de la enfermedad. En este sentido, la entidad concede ayudas a jóvenes investigadores para que puedan desarrollar sus proyectos científicos en centros de referencia en este ámbito. En el caso de la Comunitat Valenciana, las investigaciones se realizan en la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO), la Fundación para la Investigación del Hospital La Fe y la Fundación para la Investigación del Hospital Clínico de Valencia (INCLIVA), entre otros.