Personas mayores de la Residencia Barrika Barri, situada en la localidad vizcaína de Barrika, con motivo del Día de San Juan, han participado en una hoguera para celebrar esta festividad en la que han “han quemado” unos muñecos del coronavirus que han creado los propios residentes.

Según destacan desde la Residencia Barrika Barri, “todos los años hacíamos junto a las familias de nuestros residentes y amigos una gran fiesta por San Juan, que este año se ha quedado reducida a un pequeño acto interno pero con la misma emoción. Queríamos dar la bienvenida al verano y nos ha parecido original hacerlo con estos muñecos del coronavirus que los mismos residentes han creado para dejar atrás los malos augurios, como marca la tradición, quemando lo malo para dar paso a los buenos deseos”.

La iniciativa se ha llevado de forma interna en el centro residencial que cuenta con amplias instalaciones exteriores en las que las personas mayores y los trabajadores pueden llevar a cabo actividades siguiendo las medidas de seguridad y distanciamiento físico.