Ayer tuvo lugar la inauguración de la residencia El Chalet, un centro para mayores ubicado en la calle Pedro de Valdivia 2, en la localidad pacense de Puebla de la Calzada. Se trata de un proyecto familiar en el que Diego Carretero Romano, Ana Carretero Nieto y Lourdes Carretero Nieto han puesto toda su ilusión y buen hacer para que los residentes tengan la mayor comodidad posible.

El Chalet cuenta con numerosos servicios: residencia, centro de día de lunes a viernes, centro de día sábados y domingos, respiro familiar, servicio de transporte… Tiene además, un equipo humano altamente cualificado: una plantilla de auxiliares, un enfermero, una cocinera, un podólogo, una fisioterapeuta, un peluquero, una animadora sociocultural y una administrativa. Personas con vocación para este tipo de trabajo, ya que lo más importante para los residentes es el trato cercano y la calidad del servicio que se les presta.

Los responsables de El Chalet llevan varios meses deseando abrir sus puertas, ya que la apertura estaba programada para marzo, pero tuvo que posponerse por la emergencia sanitaria. Durante el desarrollo de la pandemia no se ha permitido el ingreso en residencias. Sin embargo, como bien explica Ana Carretero, de todo hay que sacar una lectura positiva. «Esto nos ha ayudado a abrir mucho más preparados, seguros y con las medidas necesarias para afrontar la delicada situación que estamos atravesando».

El hecho de sea una residencia totalmente nueva, con pocos residentes y con un estricto protocolo para afrontar el virus, hace aún más segura esta apertura. Además, el abrir con total conocimiento de la situación, les hace estar perfectamente preparados para ello. Se aplicarán desde el principio las medidas necesarias; tales como limpieza y desinfección diaria de todas las estancias, uso de EPIs, etcétera.

«Nuestras sensaciones son muy buenas, ya que le hemos puesto toda la ilusión, cariño y ganas a cada detalle. Llevamos mucho tiempo pensando y preparando cada estancia y cada servicio. Todo con el objetivo de que los residentes se sientan cómodos, y lo más importante para nosotros: que se sientan seguros y como en casa», apostilla Ana Carretero. 

Sus instalaciones están preparadas hasta el último detalle.
Sus instalaciones están preparadas hasta el último detalle. / CEDIDA

Disponibilidad

Desde ayer, El Chalet tiene una docena de residentes, aunque se esperan más en los próximos meses, ya que son muchas las personas que están llamando para interesarse por los servicios de este centro. Sus puntos fuertes son las bonitas y acogedoras instalaciones, preparadas y pensadas hasta el último detalle, un equipo de profesionales con mucha vocación y unos servicios adaptados y pensados para cada residente.

Toda la comodidad es poca para que los familiares de los residentes estén tranquilos y confiados, ya que según cuenta Ana Carretero, la mayor preocupación que les comentan es que sienten que están «abandonando a sus seres queridos». A pesar de que la mentalidad va cambiando con los años, esto para nada es así, ya que en realidad les están dando mejor calidad de vida, ya que van a ser atendidos por profesionales cualificados, que les harán sentir como en su casa y les darán todo el cariño que necesiten.