DomusVi celebró el pasado 9 de julio ante más de 450 personas, una Jornada Virtual para hacer balance de los tres meses de pandemia en los centros residenciales. Bajo el título “Tras la experiencia… una mirada al futuro”, la compañía convocó a relevantes expertos del sector sociosanitario y directivos de la compañía para analizar las lecciones aprendidas con motivo de la crisis sociosanitaria.

“No caigamos en la tentación de buscar culpables cuando lo que deberíamos hacer es buscar los mejores medios para prevenir los rebrotes que puedan llegar”, advirtió Josep de Martí, director de Inforesidencias.com.

De Martí, que analizó lo ocurrido en los centros de mayores durante el confinamiento, estuvo acompañado en el acto por Miguel Ruiz, coordinador provincial de los Centros Sociosanitarios de Ciudad Real (SESCAM), Pedro González, director de Sostenibilidad y Riesgo Corporativo de la compañía de certificación Bureau Veritas, María Taboada, directora de Calidad de DomusVi, Pedro Bravo, director territorial en Andalucía de DomusVi, y Marivi Aranda, directora de la residencia de mayores DomusVi Fontibre, de Zaragoza.

Marivi Aranda, que  vivió en primera persona la crisis, habló de “incertidumbre y miedo, y de jornadas de trabajo interminables” en un esfuerzo titánico por evitar la entrada del virus en la residencia de Zaragoza. Pero también elogió “la profesionalidad y el compromiso” de todo su equipo y agradeció “el aliento continuo de residentes y familiares”. Aranda concluyó su intervención asegurando que hoy DomusVi Fontibre está preparada para hacer frente a un posible rebrote del virus en el otoño.

En la misma línea, se expresó María Taboada, directora de Calidad de DomusVi, quien se refirió a la nueva estrategia asistencial de la compañía, encaminada, por un lado, a frenar la entrada del virus en las residencias y, por otro, a controlar su propagación si se produce un nuevo brote de la epidemia. Taboada hizo hincapié “en la mejora continua de los procesos asistenciales” y, añadió, que se está trabajando para implantar todas las medidas de seguridad y prevención. Posteriormente, Bureau Veritas auditará las residencias para “certificarlas como centros de cuidado seguro”. 

A este respecto, Pedro González, director de Sostenibilidad y Riesgo Corporativo de la compañía de certificación, insistió en la importancia que tendrá la acreditación Centro Seguro DomusVi “para restablecer la confianza de usuarios y familiares y fortalecer la continuidad del negocio”. A su juicio, para generar confianza no es suficiente con cumplir la normativa exigida, también es necesario demostrar que se cumple. “La iniciativa de certificación independiente contribuye a mantener la eficacia de medidas aplicadas y a generar confianza interna y externa al centro”, concluyó González.

Al futuro, sin eludir el pasado, también se refirieron Miguel Ruiz, coordinador provincial de los Centros Sociosanitarios de Ciudad Real (SESCAM), y Pedro Bravo, director territorial en Andalucía de DomusVi.

Bravo recordó “lo complicado” que fue para las empresas adaptarse a una normativa cambiante, no ya “de semana en semana” sino de “área sanitaria en área sanitaria”, y pidió mayor coordinación con los servicios hospitalarios para evitar “otro colapso como el que hemos vivido”. 

En su réplica, Miguel Ruiz, de SESCAM, reconoció las dificultades para acompasar la normativa autonómica a la propagación vertiginosa del virus. Sin embargo, quiso imprimir una nota de optimismo a su intervención y confirmó que “ahora sí estamos preparados para activar las alertas cuando sea necesario y actuar en consecuencia. No vamos a bajar la guardia”, dijo.