El Gobierno de Asturias destinará 5,5 millones a la línea de ayudas para las organizaciones no gubernamentales (oenegés) de iniciativa social, un millón más que en el ejercicio pasado. La convocatoria, financiada con cargo al 0,7% de la casilla del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se publicará en las próximas semanas. 

Estas subvenciones refuerzan las líneas de apoyo específico que cada año programa la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar para las entidades sociales, y que actualmente se encuentran en proceso de reorganización. “Hace un año afrontamos la legislatura con dos objetivos estratégicos: la simplificación de la gestión de los derechos sociales y la necesidad de adaptarnos a los cambios sociales. Por ello, hemos iniciado el proceso de reorientación de la inversión del conjunto de la consejería para adaptarla a la nueva realidad social”, ha manifestado la titular del departamento, Melania Álvarez. 

Para la consejera, el cambio es necesario para “ajustarnos a un escenario marcado por la gestión de una crisis sanitaria sin precedentes, que nos exige desarrollar cambios, para una gestión más eficiente de los recursos públicos y adecuada al orden de las prioridades de hoy”. 

Balance de 2019

La convocatoria del año pasado contó con un presupuesto de 4.466.518,26 euros, con los que se financiaron 438 proyectos de 147 entidades, que se desarrollan en estos momentos.

Desde 2017, las autonomías gestionan el 80% de los fondos de la x solidaria -que antes administraba exclusivamente el Estado- en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Constitucional que estimó parcialmente la inconstitucionalidad del modelo anterior.

Estas ayudas, que se financian con las aportaciones de los contribuyentes que marcan la casilla de fines sociales en su declaración de la renta, van dirigidas a oenegés que desarrollan programas de apoyo a la infancia, familias, jóvenes, colectivos de mayores, personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social.