El Gobierno de Asturias abrirá la próxima semana los centros sociales y de día del Principado. Las instalaciones reanudarán su actividad  de manera progresiva e incorporarán a los usuarios de forma paulatina y por fases para minimizar los riesgos de contagio del coronavirus. 

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, ha informado hoy a representantes municipales durante una reunión mantenida para coordinar la apertura de estas instalaciones.

Para que las personas usuarias de los centros de día y centros rurales de apoyo diurno puedan ir haciendo uso de las instalaciones con la máxima seguridad se ha establecido la incorporación por fases. De esta forma, durante la primera quincena solo podrá acudir a las instalaciones el 30% del aforo, que aumentará hasta el 50% en la siguiente quincena. A partir de la  tercera quincena, a capacidad máxima permitida será del 75%. 

Habrá dos limitaciones a la apertura. Los recursos de apoyo diurno que se encuentren integrados en una residencia no abrirán, y tampoco lo harán los centros sociales que comparten espacios con centros de día. 

Los centros sociales que no cuenten con recurso de apoyo diurno abrirán con una máxima ocupación del 30% del aforo. Este mismo nivel de ocupación se ha establecido en las cafeterías de estas infraestructuras. Los servicios de podología y peluquería estarán abiertos pero funcionarán con cita previa. 

Álvarez ha asegurado que las reaperturas de todos los servicios se han ido llevando a cabo de forma “acompasada con las medidas sanitarias, porque nuestra prioridad siempre es proteger a los colectivos más vulnerables”.

Otro de los servicios gestionados por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar que ha retomado ya su actividad son las unidades de atención infantil temprana que  trabajan con programas de tratamiento presencial en las sedes de Oviedo, Gijón, Mieres, Avilés, Cangas del Narcea y Arriondas. 

Los centros de apoyo a la integración también están funcionando desde el 24 de junio, y lo han hecho de forma paulatina y con aforos restringidos. Debido al brote registrado en A Mariña, permanece cerrado el centro Fraternidad, ubicado en la localidad de Serantes (Tapia de Casariego), cuya fecha de apertura dependerá de la evolución de la situación epidemiológica.