La Fundación Pilares para la autonomía personal, comprometida con la mejora de la calidad de vida, el bienestar, el ejercicio de derechos y la consideración social de las personas mayores, quiere celebrar este día tan especial haciendo un reconocimiento explícito a las personas mayores que tienen y disfrutan de sus nietos y nietas, porque este tipo de relación, siempre que no sea abusiva, es fuente de bienestar recíproco que se propicia a través de un vínculo único muy valioso tal y como indican todas las investigaciones.

Con el aumento de la esperanza de vida en España, la convivencia intergeneracional se convierte en un factor social y económico que cada vez es más relevante. Ahora, tanto durante la infancia como en la juventud, puede disfrutarse de la figura de las abuelas y abuelos de manera general y durante mucho tiempo, al contrario de lo que ocurría en generaciones anteriores. El papel de los abuelos en la provisión de cuidados a menores representa un pilar de apoyo para el hogar y también para la sociedad. Además, son fuente inagotable de transmisión de experiencias y saberes y mantienen el vínculo con la identidad y la historia familiar.

En el estudio europeo SHARE que incluye información de 95.594 encuestados (50-84 años) de 20 países se exploró si ser abuelo o abuela afecta al bienestar subjetivo. Los hallazgos sugieren que tener nietos y cuidar de ellos aumenta la satisfacción vital de las personas mayores en comparación con quienes no les cuidan. Ese vínculo positivo entre los abuelos y el bienestar subjetivo es más fuerte en países donde es menos común que los adultos mayores cuiden activamente de sus nietos.

Por su parte, en la encuesta CIS (2018) Familia, formas de convivencia y vejez  aplicada entre 2.110 personas mayores de 18 años se destaca que la inmensa mayoría de la población española (90,7%) dicen que se reúnen/reunían con los abuelos para celebrar días especiales (navidad, cumpleaños, etc.), que ellos y ellas les cuentan/o han contado cosas interesantes sobre la familia (84.1%), que juegan/o han jugado mucho con ellos (69,5%), que pasan o han pasado temporadas juntos (66%), que les han ayudado económicamente (29,9%) o les ayudan/o han ayudado con el cuidado de los hijos (13,6%).

También se preguntó por el CIS sobre las aportaciones más importantes que abuelas y abuelos realizan a las familias, y en las respuestas de las personas encuestadas se destacan: ayudar económicamente (37.1%), mantener la familia unida (25.7%), cuidar de otros miembros de la familia (23.8%), dar cariño y apoyo emocional (23.4%), dar consejos (23.1%), disfrutar de los nietos (18.8%), transmitir la historia familia (10.7%).

Sobre la relación a distancia, informan que se comunican con ellos a través de algunos programas o redes sociales virtuales como WhatsApp, lo que indica que las tecnologías se van incorporando también entre las relaciones familiares abuelos-nietos.

Aprovechamos este día para recordar que para aquellas personas que no son abuelas, pero quieren vivir una relación intergeneracional o para quienes, siéndolo, desean ampliar su círculo relacional, se han puesto en marcha en todo el mundo diferentes programas que pueden ser consultados en cada Ayuntamiento. El Día de los Abuelos y Abuelas es un momento para tomar conciencia del impacto positivo que tienen los vínculos entre generaciones y recordar el gran papel que las personas mayores jueganal ofrecer a las nuevas generaciones, con generatividad, la propia experiencia y conocimientos en el logro de un futuro sostenible para todos. Solidaridad entre Generaciones habla de relaciones entre personas de todas las edades, de vínculos y apoyos recíprocos, de compromiso y responsabilidad, en un intercambio que enriquece a la sociedad entera.

En estos tiempos de COVID-19 y post COVID-19 necesitamos reforzar los vínculos entre generaciones. Durante la pandemia, el confinamiento puede haber hecho sentir a muchas personas menos cercanía con sus nietos y nietas, se han reducido las visitas y las actividades conjuntas…  y se han perdido muchos abrazos. Incluso algunos abuelos no han podido conocer a un nieto recién nacido hasta tiempo después, cuando se levantó el estado de alarma.

Los conceptos de solidaridad y cooperación entre generaciones, sean éstas familiares o no, forman parte del discurso de la Fundación Pilares cuando hablamos de un modelo de atención integral y centrada en la Persona. Queremos destacar y reconocer hoy la gran labor que los abuelos y las abuelas realizan cotidianamente para ayuda a hijos, nietos y bisnietos y felicitamos tanto a quienes lo realizan como a quienes se benefician de estas ayudas y del legado que las personas de más edad transfieren cotidianamente a las más jóvenes. 
 
¿QUIERES SABER MÁS?