La Federación Española de Daño Cerebral(FEDACE) ha reclamado a las administraciones públicas apoyo para poder hacer frente a las necesidades de esta parte de la ciudadanía, ante el futuro “incierto” y las “graves” consecuencias de la pandemia.

“Como sociedad civil organizada hemos demostrado sobradamente nuestra capacidad para llegar más rápido y más lejos que las propias administraciones, por eso nadie entendería la falta de apoyo de las distintas administraciones a las organizaciones que, como FEDACE, estamos a pie de calle para aportar soluciones que la ciudadanía tarda en encontrar en la administración”, asegura el presidente de esta entidad, Luciano Fernández, en una entrevista con la publicación Cermi.es semanal’. Se puede acceder a todos los contenidos de la edición 401 en este enlace.

En cuanto a los efectos de la pandemia, Fernández destaca que “el confinamiento ha afectado gravemente a las personas con daño cerebral, así como a los familiares encargados de su cuidado”, pese a la atención telemática brindada “ejemplarmente” por las entidades del sector.

Así, resalta que, según un estudio de FEDACE sobre cómo ha afectado la pandemia del COVID-19 a las personas con daño cerebral y sus familias, el 47% de las personas encuestadas sufrieron durante el confinamiento una disminución en su rendimiento físico, cognitivo o de lenguaje por la interrupción de las terapias presenciales de rehabilitación, mientras que el 20% experimentó un incremento de la conflictividad familiar. La situación afectó de manera particular a las mujeres, dado que en más del 80% de los casos las personas cuidadoras principales son mujeres. 

Para hacer frente a esta situación, el presidente de FEDACE recuerda las demandas que la organización viene planteando antes y después de la pandemia, a fin de mejorar la calidad de vida de este colectivo formado por más de 400.000 personas.

Estas demandas se centran en implantar una estrategia nacional de atención a las personas con daño cerebral y sus familias; desarrollar un censo nacional de personas con daño cerebral a través de la implantación de un código diagnóstico; garantizar la continuidad asistencial tras el alta hospitalaria para que no se produzcan “parones” en las distintas fases de atención al daño cerebral, y asegurar una atención pública, universal e inclusiva que contemple a la familia como parte beneficiaria, prestando especial atención a las personas cuidadoras. FEDACE resalta también la importancia de garantizar la sostenibilidad de las organizaciones del sector de la discapacidad.

DERECHO A LA SALUD

Por otro lado, la publicación incluye un reportaje sobre el informe anual de derechos humanos de las mujeres y niñas con discapacidad, elaborado por la Fundación CERMI Mujeres, que este año ha sido dedicado al derecho a la salud de esta parte de la población. La consultora de la entidad, Esther Castellanos, denuncia la falta de datos que hay sobre la salud de las mujeres y niñas con discapacidad y reclama que este aspecto sea tenido en cuenta de manera transversal en la atención a la discapacidad y al género.

Además, plantea la necesidad de que se garantice la accesibilidad universal de todos los recursos, incluida la atención a la salud sexual y reproductiva. Según el delegado del CERMI para los Derechos Humanos y la convención Internacional de la Discapacidad, Jesús Martín, a las personas con discapacidad se les niega la sexualidad porque “se les ve como niños perpetuos”, lo que, en su opinión, se manifiesta también en el ejercicio del derecho a la maternidad. 

“Se sigue permitiendo la esterilización y los abortos coercitivos y muchas otras cuestiones que no deberían estar pasando en una sociedad como la nuestra y en el año 2020 y las que más pierden aquí, por ese machismo de la sociedad y ese capacitismo, son las mujeres y las niñas con discapacidad», zanja Jesús Martín.

Por último, la publicación repasa la actualidad sobre discapacidad de esta semana, destacando la “estafa política” que el CERMI considera que se ha producido al no alcanzar el Pleno del Congreso de los Diputados un acuerdo sobre el bloque de políticas sociales tras los trabajos de la Comisión de Reconstrucción Económica y Social de la Cámara Baja.  

Además, en su sección de Derecho y Discapacidad, ‘Cermi.es semanal’ desgrana las medidas que se han ido adoptando desde la Unión Europea para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.