Tras la aprobación del Dictamen del Área de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados y, de manera particular, en lo relativo a la disposición que introduce el apartado 47.2 incluida en dicho dictamen ─ya avalado por la mayoría parlamentaria del Pleno del Congreso─, las sociedades médico-científicas y las organizaciones de pacientes abajo firmantes MANIFIESTAN: 

1. Consideramos necesario destinar una mayor financiación pública a la investigación biomédica y a la formación médica continuada, hasta alcanzar las tasas promedio de la Unión Europea (UE). Ello hará posible que podamos lograr nuevos avances en I+D+i clínica y el adecuado desarrollo profesional de los sanitarios, lo que redundará en beneficio del conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) y de sus pacientes. 

2. Es preciso también incrementar la financiación pública destinada al tejido asociativo de pacientes, para que sean protagonistas y voz activa dentro del SNS. Su visión, como agente del sistema, es clave para avanzar en una medicina cada vez más centrada en la persona y en sus necesidades. 

3. Consideramos que no se debe estigmatizar la colaboración y el apoyo de la industria farmacéutica en materia de investigación, formación de profesionales e impulso del asociacionismo de pacientes. Esta colaboración se venía desarrollando hasta ahora bajo precisos códigos éticos y de buenas prácticas y de forma transparente, responsable, honesta, independiente, plural y con rigor científico. 

4. Se debe seguir avanzando en estas políticas de transparencia en la relación con la industria farmacéutica y también en códigos deontológicos y de incompatibilidades en la colaboración entre la industria y las sociedades médico-científicas y las asociaciones de pacientes, así como también en lo relativo al posible desempeño de cargos de dimensión pública y/o política en el marco de dicha colaboración. 

5. Queremos, por último, poner en valor el importante papel a nivel estratégico de la industria farmacéutica y de tecnología sanitaria como generadora de I+D+i, de conocimiento y de riqueza en España.