El gasto en salud en España, de récord. Los españoles han vuelto a incrementar el presupuesto que destinan a actividades sanitarias por tercer año consecutivo. En 2019, el desembolso medio por persona alcanzó su máximo histórico, con 420,9 euros destinados al cuidado y a la atención y mejora de la salud.

Los españoles destinaron el 3,4% de los presupuestos familiares a sanidad el año pasado, ligeramente por encima del 3,3% de 2018. Hay que remontarse al ejercicio 2015, cuando el porcentaje se situaba en el 3,5%, de acuerdo con los datos de la Encuesta de presupuestos familiares, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, el porcentaje del gasto efectuado por cada persona a actividades sanitarias volvió a incrementarse otro 3,6% en 2019, después de los aumentos del 3,1% y del 1,6% de los años 2018 y 2017, respectivamente.

Durante la crisis económica, el gasto en el sector salud se fue reduciendo, al tiempo que lo hacía también el presupuesto global de los españoles, hasta tocar suelo en 2013 con sólo 343,3 euros de desembolso por persona.

La remontada comenzó en 2014, aunque se interrumpió dos años más tarde, con un ligero retroceso del 0,2%. Desde entonces, el gasto sanidad se ha mantenido al alza en los años siguientes, con subidas por encima del 1% anual.

El presupuesto de los españoles se situó en 12.151 euros por persona en 2019, un 1,1% más que en 2018

En total, el presupuesto de los españoles se situó en 12.151 euros por persona el año pasado, un 1,1% más que en 2018, y 30.253 euros por hogar. El mayor gasto por persona se registró en País Vasco, con 14.524 euros, y el menor en Extremadura, con 9.484 euros.

Asimismo, el gasto medio por hogar fue de 30.243 euros en 2019, lo que supuso un aumento anual del 1,2%. En términos constantes, es decir, eliminando el efecto de los precios, el gasto medio por hogar creció un 0,9%.

Los grupos de actividad que registraron los mayores crecimientos en el gasto medio por hogar fueron enseñanza, con una tasa de aumento anual del 4,3% en 2019 y 481 euros, sanidad, acorde con los datos mencionados, y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un alza del 2,8% y 9.440 euros. En sentido contrario, el gasto medio en vestido y calzado se redujo un 3,1% y el de muebles y artículos del hogar cayó un 3%.