El Círculo de la Sanidad considera que la gestión de la pandemia es una cuestión “muy complicada, porque afrontamos algo que nunca hemos vivido en el último siglo, pero también es cierto que, una vez que han transcurrido seis meses desde que irrumpió la COVID-19 en España, podemos decir que el balance es muy mejorable, por lo que es urgente una evaluación independiente”.

Así lo defiende el presidente de esta asociación, Ángel Puente, quien expresa también su apoyo, en nombre de todo el Círculo de la Sanidad, a la propuesta planteada públicamente por una veintena de expertos de prestigio de que España se someta a una evaluación independiente para detectar los puntos de mejora en la gestión de esta crisis sanitaria.

Puente asegura que “no hay que tener miedo a una evaluación que cuente con expertos españoles e internacionales, pero de forma independiente y sin tutelas políticas de ningún partido”. A su juicio, “lo que nos tiene que dar pavor es que tras un semestre de pandemia, estemos en una situación tan delicada como la actual y no seamos capaces de detectar posibles errores para corregirlos y que podamos luchar en mejores condiciones contra nuevas oleadas de este virus y contra futuras pandemias”.

“No se trata de revanchismos ni de perseguir a ninguna administración en concreto, sino de aprender entre todos. Casi 30.000 fallecidos reconocidos oficialmente, -aunque sepamos que el dato es mayor-, y las secuelas sociales y económicas que la pandemia nos va a dejar son razones de peso como para que no haya duda de la importancia de identificar y rectificar errores y potenciar aquello que sí se ha hecho bien, que también es justo destacarlo”, añade Puente.