El empleo en salud en España continúa aumentando e incrementando el ritmo. En agosto de 2020, el número medio de afiliados a la Seguridad Social en el sector sanitario se incrementó un 2,7% respecto el mismo periodo del año anterior. El total de trabajadores en sanidad se elevó hasta 1,86 millones de empleados, la cifra más alta de los últimos cinco años.

Los servicios sociales sin alojamiento fue la actividad que más aumentó el número de trabajadores en el octavo mes del año, un 6,3% más que el mismo periodo de 2019, hasta 318.000 personas, según los últimos datos publicados este miércoles del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La fabricación de productos farmacéuticos incrementó su plantilla un 2,1% en el octavo mes del año en términos interanuales. El número de trabajadores en este subsector superó las 53.700 personas.

La ocupación en el sector de la fabricación de productos farmacéuticos superó los 53.700 trabajadores

Los empleados en las actividades sanitarias también aumentaron en agosto. Este segmento incrementó su ocupación en 2,3% en comparación con el mismo período del año anterior, hasta 1,1 millones de personas. La asistencia en establecimientos residenciales aumentó su número de trabajadores un 0,7%, hasta 297.148 personas.

En el conjunto de la economía española, agosto fue un mes anómalo para el empleo: si normalmente siempre se destruye ocupación, este año el número de afiliados repuntó muy ligeramente, con 6.822 nuevos puestos de trabajo. Desde que comenzó el desconfinamiento se han recobrado unos 330.000 afiliados. Por su parte, el paro registrado subió en casi 30.000 personas.