Uno de los principales cambios provocados por la pandemia, es cómo vamos al médico. Hasta ahora, el nivel de madurez digital del sector se situaba en un 31%,según el estudio realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en el que se ha analizado el nivel de madurez en la transformación digital de los servicios sanitarios en cuatro ámbitos: servicios digitales para pacientes y para profesionales, infraestructura IT de salud digital y sistemas analíticos.

Dicho informe especifica que el ámbito con menos desarrollo es precisamente el de analítica de datos para toma de decisiones, con apenas un 17’8%. Para Toni Hidalgo, CEO de Higia Benchmarking, este dato adquiere una “gran relevancia” con la actualidad de la pandemia, dado  que la toma de decisiones en base a la recopilación de datos es uno de los retos que han afrontado los hospitales desde el inicio de la pandemia. “El gran reto de la digitalización se basa en entender que es un proceso multidisciplinar. Es tan importante mejorar el proceso de diagnóstico y atender mejor y más rápido las necesidades de cada paciente, como aprovechar ese conocimiento para mejorar los procesos internos del centro y poder ofrecer una gran calidad asistencial”.

Por su parte, Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, empresa especializada en asesoría hospitalaria y codificación sanitaria, explica que “es cierto que los hospitales españoles en general realizan una labor extraordinariamente compleja y ofrecen mucho mejores resultados cada año, pero eso no les hace innovadores, les hace mejores” y matiza: “sí, hemos mejorado la calidad de nuestra asistencia sanitaria, es más universal y abarca procesos cada vez más complejos pero necesitamos apostar por la tecnología para seguir avanzando y no se ha hecho hasta la llegada de la pandemia. A la larga, innovar no va solo de recursos o de personas, sino de un cambio cultural en la organización”.

El análisis de los datos, el punto de partida para la toma de decisiones

Precisamente, HigiaBenchmarking y ASHO buscan aplicar la innovación en la gestión dentro del hospital y poder extraer análisis de mejores prácticas para que los aciertos de unos supongan un aprendizaje para otros. Con este planteamiento estas dos empresas organizan este año la segunda edición de los Premios BSH – Best Spanish Hospitals®, una iniciativa para poner en valor las buenas prácticas en gestión hospitalaria y calidad asistencial de nuestro sistema sanitario.

Los Premios BSH – Best Spanish Hospitals® mantienen en su segunda edición el apoyo de SEDISA, la Sociedad Española de Directivos de la Salud, entidad que participa de la validación de indicadores.

Durante su primera edición, en 2019, se reconoció la excelencia de 80 centros sanitarios de todo el país y, este año, se añaden diversas novedades a la dinámica de los premios. Una de ellas es una categoría de análisis única en el sector basada en los costes hospitalarios. Por otro lado, la organización ofrece la posibilidad de obtener un informe específico sobre la respuesta del centro hospitalario ante la COVID-19, para todos aquellos centros que se inscriban.