«Estamos a 11 de septiembre, las ventas del Imserso empezaban la segunda quincena del mes, y por estas fechas ya teníamos toda la información», critica el presidente de Fetave, Martí Sarrate, quien censura que no exista al respecto una planificación estratégica y se esté improvisando.Carteles de promoción del programa.

«Lo que es caótico es que hasta la fecha no hayan dicho nada, ni siquiera que se está repensando o que van a retrasarlo a febrero», lamenta Sarrate

En este sentido, recuerda las 900.000 plazas con las que cuenta el programa para personas mayores, del que se benefician junto a los hoteles compañías aéreas, de transporte, de excursiones, de traslados, guías, agencias de viajes y los sectores de la restauración y el comercio.

«Es cuestión de decir al menos si se retrasa a febrero y se alarga hasta junio de 2021 o de alguna manera hacemos otro plan, bajando la edad, ofreciendo otras alternativas o dando bonos. Pero a día de hoy esto no existe y ya se tendría que tener planificado. Nos quejamos de la improvisación», deplora

En este sentido, el presidente de Fetave insiste en su propuesta de los bonos, que lanzó la asociación justo al inicio de la pandemia, «mucho antes de que Italia los pusiera en marcha», en la que se planteaba beneficiar a los sanitarios con el objetivo de reconocer la labor de estos trabajadores durante la crisis sanitaria de la COVID-19, pero también a trabajadores afectados por ERTE. (Ver Las agencias de viajes plantean la creación de un «Imserso sanitario»).

«Propusimos que se pudiera desgravar en el IRPF porque de alguna manera mucha gente está afectada por los ERTE y con su renta no ha podido irse de vacaciones aunque lo hubiera querido», detalla

En este punto destaca que si bien la ministra de Turismo, Reyes Maroto, les respondió que este plan nacional de vacaciones propuesto por Fetave la ministra de Hacienda no lo autorizaba, en estos días circulan «rumorologías sobre que se van a lanzar bonos» para incentivar el turismo nacional.