Profesionales de la Residencia Otxartaga de la localidad vizcaína de Ortuella han realizado un minuto de silencio solidario que ha finalizado con un aplauso para poner de manifiesto su “hartazgo” y “protestar” ante las imágenes constantes sobre residencias de personas mayores difundidas recientemente en televisión en las que se aprecia supuestos maltratos a residentes. 

Las Residencias Kirikiño (Santutxu), Barrika Barri (Barrika) y Olimpia (Indautxu), pertenecientes al mismo grupo de residencias que la Residencia Otxartaga, se han sumado a las quejas. En este sentido, dichas residencias quieren hacer públicas las siguientes reflexiones:

No se puede generalizar. Este tipo de imágenes están siendo una constante en estos últimos años, sobre todo este año con la pandemia, y suponen una nefasta interpretación que nada tiene que ver con lo que somos y los valores que compartimos. Esta constante mediática sumada al contexto de la pandemia hace mucho daño a los trabajadores del sector sociosanitario de este país.

Somos trabajadoras y trabajadores que cuidamos a personas mayores y/o con dependencia, personas vulnerables que, día tras día, se han ido convirtiendo en nuestra segunda familia (y en muchos casos son incluso familiares directos –padres, abuelos, etc.).

Velamos por ellos, por su bienestar físico y emocional, les queremos y nos dejamos la piel para que estén lo mejor atendidos posibles, más aún durante esta horrible pandemia que estamos viviendo y que supone un plus de esfuerzo y agotamiento de las personas.

Los medios y la sociedad en general, desde el desconocimiento, están poniendo en tela de juicio nuestra profesionalidad, nuestra vocación, nuestro buen hacer y nuestra humanidad. No es justo.

Es momento de legitimar nuestro trabajo y exigir respeto a toda la sociedad. Queremos defender nuestra labor tan importante y necesaria que llevamos a cabo en las residencias.