El 21 de septiembre se celebra el Día Internacional del Alzhéimer, enfermedad neurológica que es la causa de demencia más frecuente. Durante el transcurso de la patología, los pacientes pierden sus capacidades mentales y, con ello, su capacidad de llevar a cabo las actividades normales del día a día. En este contexto, el paciente experimenta un deterioro progresivo que comienza con la pérdida de las habilidades más avanzadas que ha adquirido a lo largo de su vida y continúa con las habilidades más básicas. En España, se estima que existen entre 800.000-1.000.000 casos de demencia, siendo un 60% enfermedad de Alzhéimer. Los especialistas señalan que se trata de una enfermedad ligada al envejecimiento, afectando a un 5% de los mayores de 65 años y a un 38% de los mayores de 85. A nivel mundial, se esperan 152 millones de casos diagnosticados para 2050.

El escenario actual de pandemia en el que vivimos ha tenido un impacto directo en los pacientes de Alzhéimer y en sus cuidadores. En este sentido, los especialistas han visto que la mayoría de los pacientes han empeorado más rápido de lo habitual, incrementándose de la misma manera el sufrimiento y la carga de los cuidadores. 

“El origen de esta peor evolución se encuentra, fundamentalmente, en la pérdida de las actividades que los pacientes realizaban fuera de su entorno doméstico. Los cuidadores, por su parte, han sufrido especialmente debido a los problemas de conducta (agresividad, alteración de pensamiento, etc.), que se han agravado debido al confinamiento y al empeoramiento cognitivo”, explica el Dr. Javier Olazarán, director de la Unidad de Investigación y Tratamiento de Trastornos de la Memoria del grupo HM hospitales y miembro del Servicio de Neurología del HGU Gregorio Marañón. 

LAS CONSULTAS TELEFÓNICAS Y LOS RECURSOS DIGITALES, RECURSOS DE GRAN VALOR PARA PACIENTES Y CUIDADORES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

En la enfermedad de Alzhéimer (EA), contar con toda la información facilita la gestión, así como la manera de afrontar la patología, parte de la familia y los cuidadores. Durante la pandemia, se ha evidenciado la falta de asesoramiento o tratamiento en personas con demencia que sufren un empeoramiento brusco, ya sea cognitivo o conductual. Esto tiene un impacto directo en sus cuidadores, quienes a menudo son también ancianos frágiles, y se pueden ver desbordados o abandonados ante la situación.

Con el objetivo de facilitar su día a día, Nutricia ha puesto a disposición del paciente con deterioro cognitivo leve y a la de su cuidador el programa gratuito de apoyo Conexa Contigo para pacientes con deterioro cognitivo en tratamiento con Souvenaid® y sus familiares. Se trata de un programa gratuito de apoyo a pacientes con Alzheimer leve en manejo dietético con Souvenaid® y a sus familiares, que ofrece contenidos divulgativos online orientados a mejorar la educación sanitaria, la gestión de Souvenaid® y el autocuidado. 

Además, los pacientes en manejo dietético con Souvenaid® y sus cuidadores pueden inscribirse en este servicio a través de la web www.souvenaidencasa.com o a través del teléfono 900 801 201. El equipo del programa contactará telefónicamente con el cuidador o el paciente para darle la bienvenida, explicarle el programa y asesorarle sobre los contenidos que encontrará en la página web de apoyo a pacientes y cuidadores: www.aliadosenalzheimer.es. Además, tanto paciente como cuidador podrán acceder a los servicios del programa (contenidos en la esta web, SMS recordatorios y buzón de consultas). Por último, la atención al paciente y cuidador vendrá reforzada por el programa de seguimiento, en el que el paciente recibirá varias llamadas por parte del equipo.

“En el caso de los pacientes con deterioro cognitivo, las consultas telefónicas y las herramientas digitales están prestando un servicio valiosísimo en estos nuevos tiempos. Hemos descubierto de hecho un nuevo modo de comunicarnos con nuestros pacientes y cuidadores que sin duda perdurará una vez superada la pandemia. Más aún, la pandemia nos está obligando a comunicarnos más con los médicos de atención primaria y de las residencias, algo tremendamente útil, que apenas se practicaba”, comenta el Dr. Olazarán.

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO TEMPRANO DE LA EA

En los últimos años, los expertos han puesto el foco en la importancia del diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzhéimer para facilitar la intervención y ralentización del progreso de la enfermedad. En esta línea, se ha demostrado que la mejora del metabolismo de los fosfolípidos ayuda a preservar las funciones neuronales y cognitiva. Estos pueden verse modificados por ciertos cambios en el estilo de vida, como el cese del tabaquismo, el fomento de la actividad física, una dieta sana y alimentos de uso médico (AUME), como Souvenaid®.

La evidencia científica sugiere que Souvenaid® debe ser considerado como una opción en el manejo de pacientes con EA temprana. De hecho, la ingesta continua durante al menos dos años ya ha registrado muestras de beneficio positivo. Souvenaid® contiene Fortasyn Connect, una combinación de fosfolípidos, colina, uridina y ácidos grasos polinsaturados omega 3, necesarios para la formación y funcionamiento de las membranas neuronales, que consigue mejorar la memoria e, incluso, la conectividad sináptica en pacientes con alzhéimer en fase leve.

En palabras del Dr. Olazarán“el tratamiento en fases tempranas es necesario para poder instaurar tratamientos farmacológicos y no farmacológicos como los higiénico-dietéticos que retrasan la aparición de la demencia y mejoran la calidad de vida de los pacientes y familiares. El diagnóstico temprano permite, además adaptar el entorno, reducir el estrés y evitar así la aparición de problemas afectivos y conductuales”