Cheles Cantabrana Alútiz, Presidenta de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA), Guillermo García Ribas, Neurólogo del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y José Manuel Ramírez Navarro, Presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España intervinieron esta tarde en una Jornada celebrada por videoconferencia en el Día Mundial del Alzheimer, que se conmemora hoy 21 de septiembre. La jornada llevó por título “La Dependencia fuera de la Ley” y han participado más de 200 personas.

Durante este mes se vienen celebrando numerosos actos en todo el país organizados por las asociaciones de familiares de personas con Alzheimer para concienciar a la sociedad sobre esta epidemia del siglo XXI. 

En esta jornada virtual la presidenta de CEAFA, Cheles Cantabrana, tomó la palabra para agradecer la participación de los ponentes y del numeroso público que se congregó telemáticamente.

Cheles Cantabrana expuso al final de la jornada su ponencia que llevaba por título “La pandemia tras la pandemia” y trasladó a los asistentes un dato: “la Dependencia registró un exceso de 21.621 muertes por coronavirus en marzo y abril, casi la mitad de la sobre mortalidad registrada, este dato muestra que las personas dependientes son especialmente vulnerables al Covid-19”. Y añadió que ha habido casi veinte mil fallecidos por Covid-19 o con síntomas compatibles en residencias de ancianos.

Más adelante la presidenta de CEAFA criticó que “el sistema de cuidados a los mayores, a las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer u otras demencias y la dependencia en general, se han visto a la cola de las prioridades. Está claro que la ley 39/2006 se ha mostrado ineficaz para cumplir el objeto para la que fue aprobada. Por tanto, hay que poner de manifiesto la debilidad de los sistemas de protección social que tenemos en la actualidad”.

Por último, Cheles Cantabrana enumeró lo que demanda CEAFA para paliar esas deficiencias: “recursos económicos necesarios y suficientes para la Ley 39/2006, dotación de presupuesto para el Plan Nacional de Alzheimer, una real Política de Estado de Alzheimer, que CEAFA pueda ser un referente en Terapias No Farmacológicas e investigación social y que además esté presente en los procesos de toma de decisión en materia de Alzheimer y otras demencias y dependencia”.

Consecuencias de la COVID-19 en las personas con Alzheimer

Por su parte, Guillermo García Ribas, Neurólogo del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid incidió en las consecuencias del Covid-19 en las personas con la enfermedad de Alzheimer y sus familiares, para ello explicó previamente los cuatro tipos de coronavirus que existen en la actualidad y posteriormente destacó el cambio que ha supuesto esta enfermedad: “por ejemplo, en la relación médico paciente con una serie de limitaciones como el número de personas dentro de la consulta, el número de consultas presenciales, la propia evaluación médica, o los cambios en la accesibilidad, en la indumentaria o el miedo persistente al rebrote”.

En sus conclusiones el doctor García Ribas concretó las consecuencias del Covid-19 en las personas con Alzheimer y sus familiares: “efectos cognitivos tardíos no conocidos; posible impacto sobre la asistencia en Unidades de Deterioro Cognitivo; efectos del confinamiento en población frágil; los efectos colaterales que ha tenido la COVID-19 en los familiares cuidadores; que la telemedicina ha venido para quedarse y por supuesto las dificultades para una evaluación cognitiva en situación de distanciamiento”.

Y por último añadió: “Debemos de superar el miedo para que continúe la investigación en enfermedades neurodegenerativas”.

“El sistema de la Dependencia continúa en retroceso”

En el turno de José Manuel Ramírez Navarro, Presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España abordó la cuestión del estado actual de aplicación de la Ley de Dependencia e incidió en que “el Sistema de la Dependencia continúa en retroceso, ya que todos los indicadores siguen cayendo estrepitosamente y registran valores muy inferiores a los de inicio de año, a día de hoy hay más de 384 mil personas dependientes que están a la espera de procedimiento. Pero hemos tenido y tenemos unos gobernantes insumisos porque no cumplen la Ley que se elaboró en su momento y que genera un derecho subjetivo de ciudadanía”.

Destacó Ramírez Navarro unos datos a tener en cuenta: “cada ocho minutos muere una persona de la lista de espera de la dependencia. En los primeros seis meses del año, 32.035 personas fallecieron en las listas de espera de la dependencia, además 176 personas fallecen al día en el laberinto burocrático de la ley”. Y añadió: “el Ministerio de Derechos Sociales no ha incrementado ni un solo euro la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia”.

Para el Presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España “habría que incrementar de inmediato la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia (sin esperar a los Presupuestos Generales del Estado) en unos 1.500 millones de euros, esto permitiría atender a la lista de espera y crear 70.000 nuevos puestos de trabajo. Además, es imprescindible permitir la compatibilidad de las prestaciones e incrementar las intensidades”.

La Jornada concluyó con las respuestas de los ponentes a las diferentes preguntas que formularon los participantes y el agradecimiento a los ponentes y participantes por parte de CEAFA.