Los episodios de estrés (74%), pasar largos periodos de tiempo sentado frente al ordenador (70%) y las malas posturas al dormir (67%) son las tres principales causas vinculadas a la aparición de las molestias y dolores musculares, seguidas delas cargas excesivas de peso (65%) ylos extensos periodos de pie sin descanso (64%).

Acciones que repetimos de forma continuada en nuestro día a día sin darnos cuenta y que son las responsables, en gran medida, de que un 94% de los encuestados afirme padecer molestias y dolores musculares de forma regular, tal y como se extrae del I Estudio Fisiocrem – Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) sobre “Salud muscular en España”.

El estudio señala también que tres de cada cuatro personas apuntan a su actividad profesional como un factor de riesgo en la aparición de dolores musculares, siendo el dolor de espalda (87%) y el dolor de cuello (51%) los más habituales.  Una percepción que se intensifica en los colectivos profesionales pertenecientes al sector primario, construcción, industria manufacturera, cuerpos de seguridad, personal de servicio doméstico…

Dolores o molestias que a un 51% le pueden llegar incluso a afectar su calidad de vida (27%) o se verse obligado a cambiar su rutina por el dolor (23%). Sin embargo, a pesar de estos datos y de que el 92% de los encuestados cree que es necesario cuidar la salud muscular, solo un 68% va regularmente al fisioterapeuta, siendo la población de entre 35 y 49 años los que más lo hacen.

“El estudio impulsado por Fisiocrem y la AEF busca ofrecer una radiografía sobre la salud muscular de los españoles con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de prevenir y tratar este tipo de molestias que pueden afectar a nuestro día a día”, explica el director del Área Consumer Health de Uriach, Javier Navarro.

La importancia de la fisioterapia en el cuidado de la salud muscular 

Cada persona que padece molestias o dolores musculares experimenta de media más de dos síntomas distintos, siendo los más comunes el cansancio (63%), la dificultad para encontrar la postura de descanso adecuada (60%), la rigidez (38%), las alteraciones en el estado de ánimo (38%) y las jaquecas (23%). “Las personas que casi nunca practican deporte y las mujeres son los dos grupos de población que sufren a diario y con mayor intensidad estas dolencias musculares. En el caso de la población femenina es más frecuente experimentar cansancio, rigidez y jaquecas”, comenta el presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas, Fernando Ramos. “Sin embargo, las personas que practican deporte a diario o bien de forma frecuente, unas cuatro o cinco veces por semana, experimentan una sintomatología más leve con respecto al resto de la población. Eso es debido a que el ejercicio genera importantes beneficios sobre el organismo a nivel físico, contribuyendo a mantener un mejor funcionamiento del sistema musculoesquelético (huesos, tendones, articulaciones), optimizando la respuesta del sistema inmune y mejorando la regulación de los índices relacionados con la hipertensión, la glucemia o el colesterol sanguíneo. Además, reduce la incidencia de la depresión o la ansiedad, siendo un aliado fundamental para combatir el estrés y mejorar la calidad del sueño, aspectos esenciales que guardan una estrecha relación con el dolor musculoesquelético”, explica Ramos. 

Los jóvenes de entre 25 y 34 años son el grupo de población con menor predisposición a ir al fisioterapeuta. De hecho, un 36% confiesa no haber ido nunca al especialista. En contrapartida, más del 69% de los catalanes de entre 35 y 49 años recurren a la fisioterapia.

El tratamiento complementario al fisioterapeuta

Dos de cada tres personas que acuden al fisioterapeuta estarían dispuestos a complementar el cuidado de su salud muscular con un tratamiento que pudieran aplicar de forma autónoma. “La evidencia científica nos avala en los beneficios que tiene la actividad física, junto a unos buenos hábitos de alimentación y descanso, para cuidar nuestra salud. El movimiento es clave para que nuestro cuerpo funcione correctamente y de nosotros depende que las articulaciones, huesos y músculos disfruten de una larga calidad de vida. Las sesiones de estiramientos, ejercicios de movilidad y el automasaje pueden mejorar mucho nuestro día a día y prevenir numerosas patologías del sistema musculoesquelético que además afectan a nuestro estado de ánimo”, explica la fisioterapeuta, entrenadora personal y ex deportista de élite, Crys Dyaz.

Según el I Estudio sobre “Salud muscular en España”, un 36% de los encuestados recurre a geles, cremas o sprays cuando siente molestias o dolor muscular. La efectividad inmediata para calmar el dolor, la sensación reconfortante al usarlos y la comodidad y autonomía de su aplicación son los principales motivos por los que estos productos se han convertido en el tratamiento favorito complementario a la fisioterapia.

Asimismo, crece el interés por la formulación de los productos. El 68% considera muy importante que los geles, cremas y sprays estén formulados con ingredientes naturales. “Fisiocrem es la marca líder del mercado en soluciones naturales”, Los productos de Fisiocrem contienen activos naturales como son el Árnica, Hypericum, Caléndula y Melaleuca, plantas tradicionalmente conocidas por su efecto analgésico y antiinflamatorio”, concluye Navarro.